El ciclista colombiano Iván Ramiro Sosa es el nuevo líder del Tour de la Provenza tras ganar ayer la tercera y penúltima etapa, de 153,9 km entre Istres y Mont Ventoux/Chalet Reynard, por delante de su compatriota y compañero en el equipo INEOS Granadiers, Egan Bernal, que se sitúa segundo en la clasificación general.

Sosa firmó su duodécima victoria como profesional tras ganar una dura etapa, en la que superó por 15 segundos a Bernal, campeón del Tour de Francia en 2019, y por 18 al francés Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step), tercero. El español Jesús Herrada (Cofidis) acabó quinto a 48 segundos.

Ineos volvió a imponerse en una etapa de alta montaña, demostrando una vez más el gran nivel de sus escaladores. El equipo británico dominó a placer el ritmo de la carrera. Primero con un gran trabajo del joven español de 20 años Carlos Rodríguez, que a 4,7 kilómetros de la meta dejó paso a Iván Sosa, para que el colombiano lanzara el ataque definitivo, y luego con Egan Bernal, que jugó el papel de escudero para frenar las acometidas de Alaphilippe.

No fue el día de Enric Mas (Movistar Team), una de las promesas del ciclismo español, que acabó a 12 minutos y 15 segundos del líder colombiano.

Sosa afronta este domingo la cuarta y última etapa con 19 segundos de margen sobre Bernal y 21 sobre Alaphilippe.

La carrera, primera prueba de preparación para el Giro de Italia, se completará con 163,9 kilómetros entre Avignon y Salon de la Provenza y tres cotas de tercera categoría.

Hoy también se disputa la trigésima cuarta edición de la Clásica de Almería, que abre el calendario europeo de ciclismo con un abanico de favoritos para suceder al germano Pascal Ackermann, ganador en los dos últimos años y ausente en éste, entre ellos el italiano Giacomo Nizzolo, el británico Mark Cavendish, el colombiano Fernando Garriría o el argentino Maximiliano Richeze.

La carrera almeriense tiene un recorrido de 183,3 kilómetros que se desarrollarán por la zona del Poniente de esta provincia andaluza.