Sevilla y Betis dirimen este domingo un nuevo duelo de máxima rivalidad, otro capítulo de uno de los derbis más pasionales de Europa y de nuevo marcado por la ausencia de sus fieles aficiones en las gradas por la pandemia, pero con el objetivo de la lucha por los puestos europeos en juego, al ser los sevillistas cuartos y los verdiblancos sextos.

Los eternos rivales sevillanos llegan a este centésimo enfrentamiento cainita de ambos en Primera División en posiciones de privilegio, quizás en un mejor momento el Betis del chileno Manuel Pellegrini, con tres triunfos seguidos en Liga, pero también con el bagaje de la gran campaña que está firmando el Sevilla de Julen Lopetegui, a pesar de los dos mazazos recibidos en sólo siete días.