Competición decidió abrir expediente extraordinario por el caso del presunto insulto racista de Cala a Diakhaby. El proceso se inicia tras recibir un informe del director de Integridad y Seguridad de la Federación, así como un escrito del Valencia.

Según denunció el valencianista, el domingo Cala le llamó “negro de mierda”, lo que hizo que el equipo de Javi Gracia se retirara del campo, aunque luego regresó sin Diakhaby.

El Comité indica que “con carácter previo” es “imprescindible actuar con firmeza en relación con cualquier acción, manifestación o declaración que sea susceptible de violencia, racismo, xenofobia o intolerancia existiendo a tal efecto preceptos en el ámbito del Código de la RFEF, que habilitan el inicio de actuaciones disciplinarias para el oportuno conocimiento de la naturaleza y alcance de los hechos y, en su caso, la correspondiente sanción cuando concurran circunstancias que lo justifiquen”. “En cualquier caso, el inicio de un expediente exige tener indicios mínimos razonables de la comisión de una infracción, apreciándose en este caso, por lo que Competición, acuerda: incoar procedimiento disciplinario extraordinario” a Cala “por la realización de conductas que eventualmente podrían ser constitutivas de una o más infracciones de las normas deportivas generales, todo lo anterior de conformidad al artículo 32 del vigente Código Disciplinario de la RFEF”, concluye.