El Villarreal jugará la primera final europea de su historia tras eliminar al Arsenal anoche en el Emirates Stadium (0-0) y peleará por la Liga Europa 2020-21 ante el Manchester United en la ciudad polaca de Gdansk el próximo 26 de mayo. El equipo de Unai Emery tuvo que sufrir, pero se llevó el premio gordo haciendo bueno el 2-1 del partido de ida en La Cerámica. El Submarino amarillo comenzó con autoridad y generando ocasiones pero su rival reaccionó con dos palos y un final de infarto.

La renta era exigua, muy exigua, pero el Villarreal supo resistir con oficio y entereza, sobre todo por la sobriedad de su centro del campo. Coquelin y Parejo estuvieron a un gran nivel y en defensa Raúl Albiol dio una clase de experiencia. Solo las salidas de Rulli añadieron algo de picante al arranque del partido y también en la segunda parte.

Chukwueze, que se retiró lesionado la media hora, fue el primero que avisó con un disparo lateral y Parejo, con un libre directo, también buscó las cosquillas del meta gunner. Aubameyang replicó con una volea a la base del poste, pero la fortuna se alió con los castellonenses, que llegaron más que vivos al descanso. Gerard Moreno también lo intentó con un lanzamiento desde la frontal que desvió Pablo Marí, pero todo quedó en un susto para los londinenses. Fue entonces cuando el equipo de Mikel Arteta subió las revoluciones e hizo perder el dominio a su rival. El Arsenal entendió a la perfección que los españoles no iban a variar mucho el guion diseñado por Emery.

El técnico vasco, ex de los ingleses, planteó un partido con inteligencia, sobre todo por cómo contuvo la salida del balón de los locales. Pese al buen hacer del Villarreal, Smith Rowe desperdició otra salida en falso de Rulli, y Aubameyang, nuevamente, la estrelló en el palo tras un centro de Bellerín.

La noche se fue complicando pero los de Emery supieron resistir y ni pese a un alargado tiempo de añadido pudieron impedir su presencia en la final que se jugará en Polonia. Será la primera de su historia tras los resbalones en semis de la UEFA de 2003-2004, eliminado por el Valencia, en 2010-2011 (Oporto) y en 2015-2016 (Liverpool), estas dos últimas bajo el nuevo formato.

Ni tampoco en la Liga de Campeones de 2005-06, apeado precisamente por los gunners, de los que se ha tomado una revancha que sabe a gloria aunque haya llegado muchos años después. Tres lustros después, el Villarreal se saca la espina y opta a su primer título continental ante un United que no tuvo problemas para acabar con la Roma.

Las monumentales paradas del meta español David de Gea y un doblete del uruguayo Edinson Cavani sellaron anoche el pase a la final de la Liga Europa del Manchester United que, pese a perder 3-2 en su visita al Roma en el Olímpico, viajará a Gdansk gracias al contundente 6-2 logrado en el duelo de ida en Old Trafford.