Lionel Messi no pudo contener las lágrimas de emoción tras el histórico triplete ante Bolivia y convertirse en el máximo goleador suramericano a nivel de selecciones. El argentino, que suma 79 goles, deja atrás a Pelé (77): “Hace mucho que soñaba con esto”. “Es un momento único por cómo se dio y después de tanto esperar. No había mejor manera de que sea y poder estar acá festejando es algo increíble”, señaló el capitán tras el triunfo por 3-0 que deja a la Albiceleste como escolta de Brasil en las Eliminatorias Suramericanas.

“No puedo más de tanta felicidad. Esto es lo que había soñado siempre y se me dio. Por mi familia que me está mirando y por todos los argentinos. La verdad que estoy muy emocionado. Mi mamá y mis hermanos están en la tribuna, que sufrieron mucho también. Estoy muy feliz”, dijo.