El Villarreal, vigente campeón de la Liga Europa, afronta un duro test en su retorno a la Liga de Campeones una década después ante el anárquico Atalanta italiano esta noche en la primera jornada de la fase de grupos, que se disputa en el Estadio de La Cerámica.

“El Atalanta es un equipo diferente”, apuntó el técnico del Villarreal, Unai Emery, para advertir de los peligros de una de las sensaciones del calcio, que repite por tercera vez consecutiva en la Champions y que ambiciona repetir su pase a las eliminatorias de los dos primeros cursos.

Con el Manchester United, reforzado por el luminoso regreso del delantero portugués Cristiano Ronaldo, como principal favorito del grupo, Villarreal y Atalanta se disputarán, a priori, la segunda plaza con el permiso del combativo Young Boys si la lógica se cumple.

Séptimo en la pasada LaLiga Santander, el triunfo del Villarreal en la Liga Europa le dio el billete para la fase de grupos de la Champions por cuarta vez, la primera desde 2011-12, donde ambiciona repetir las semifinales de la remota campaña 2005-06. “Tenemos expectativas altas”, indicó Manu Trigueros.

Enfrente estará el tercer clasificado en la Serie A en las tres últimas campañas.