Kiosco

La Opinión de A Coruña

motociclismo

Suzuki provoca el caos en el mercado de pilotos

Solo tres tienen asegurado asiento en 2023: Márquez, Binder y Morbidelli

El realismo se ha impuesto en todos los sectores de la vida y, por supuesto, también en el deporte. Si ni siquiera el monstruo Marc Márquez es capaz de prometer victorias y títulos, lastrado por la mediocridad de la Honda 2022, es evidente que el resto de pilotos del paddock de MotoGP prefieren mantener los pies en el suelo en un momento en que, encima, la dimisión de Suzuki ha bajado automáticamente la renovación de todos los pilotos a cifras que no tienen nada que ver con las de hace tres o cuatro años.

Solo tres tienen, de momento, la vida asegurada en 2023, es decir, tienen contrato: Márquez (Honda), Brad Binder (KTM) y Franco Morbidelli (Yamaha). Los demás, todos, están negociando. Los precios han caído de golpe. ¿Por qué? Porque Suzuki ha colocado, de pronto, en el mercado a todo un campeón del mundo, el mallorquín Joan Mir (2020) y a otro extraordinario piloto, el catalán Àlex Rins. “Ni siquiera yo, que tengo contrato con Yamaha, estoy tranquilo”, reconoció Morbidelli, “Nadie tiene el futuro seguro, nadie. El que esté tranquilo respecto a su futuro es un estúpido”. Pol Espargaró, que acaba contrato con Honda, ha tenido que salir a desmentir que Joan Mir ha firmado ya por la firma alada para ocupar su asiento.

Compartir el artículo

stats