Kiosco

La Opinión de A Coruña

Baloncesto - Eurobasket

España-Francia: La gloria inesperada

El combinado de Scariolo disputa hoy la final ante los galos, “ un equipo con otra dimensión física”

Los jugadores de la selección ‘mantean a Rudy tras lograr el pase a la final. | // EFE

La selección española de baloncesto peleará esta tarde en Berlín por su cuarta corona continental después de dinamitar todos los pronósticos iniciales en este Eurobasket. Enfrente se encontrará con Francia, la vigente subcampeona olímpica, un equipo liderado por Rudy Gobert y cargado de estrellas.

La gloria inesperada

Nadie en España quiere que el sueño termine. Los jugadores de la selección pelearán este domingo con Francia por el oro del Eurobasket en el Mercedes Arena de Berlín (20.30, Tele 5) con la sensación de que el cuento de hadas al que se refería Sergio Scariolo conforme iban dejando enemigos por el camino ya solo puede tener un final feliz. Levantar el título simplemente sería la guinda para redondear un Eurobasket excepcional.

Una poderosa transformación se ha producido en el equipo que inició el torneo el pasado 1 de septiembre frente a Bulgaria, alejado de los pronósticos de los candidatos, y el que hoy reeditará uno de los grandes clásicos del baloncesto en Europa nivel de selecciones. España es hoy un bloque seguro de su fuerzas, que destila ambición y que, después de destrozar todos los pronósticos, aspira a sorprender en la última batalla también a Francia, un equipo repleto de estrellas, encabezado por el intimidador Rudy Gobert.

“Será divertido”

“Francia es un equipo con otra dimensión física, un equipo de talento y atlético al que será divertido enfrentarse”, asume Sergio Scariolo. “Intentaremos inventarnos algo para poder competir”.

España, que acumula diez finales en su historia, persigue su cuarto título continental en un partido que será la reedición de la final del año 2011, en Lituania. En aquella final, la selección liderada por Pau Gasol y Juan Carlos Navarro, el MVP del torneo, se impuso a la Francia de Tony Parker. De aquel equipo solo queda Rudy Fernández, quien a sus 37 años ha igualado en este torneo las 11 medallas que consiguió Pau y lo ha superado en el número de apariciones en un Eurobasket. “No tengo palabras para describir la sensación que tengo ahora y lo orgulloso que estoy de este grupo”, afirma Rudy.

El mérito de la selección en este campeonato es haber logrado competir al máximo nivel en una etapa de transición, con la retirada de jugadores claves como los hermanos Gasol o Sergio Rodríguez, y superando bajas de muchísimo peso como las de Ricky Rubio, el MVP del Mundial 2019, sin que el bloque, construido con siete jugadores debutantes, haya acusado la transición. Es más, España es el mejor ejemplo del triunfo de los colectivos en este Eurobasket, por encima de los equipos liderados por estrellas como Jokic (Serbia), Doncic (Eslovenia) o Antetokounmpo (Grecia), que parecían llamados a pelear por el título.

Desconfianza

“Nadie contaba con nosotros, nadie confiaba antes el torneo, pero en el vestuario nos mirábamos y nos veíamos como campeones. Todos nos sentimos importantes, ese es nuestro secreto”, apunta Juancho Hernangómez.

Al lado de Rudy han ido apareciendo jugadores para que la selección fuera superando los momentos complicados. Willy Hernángomez se ha convertido en el líder, el jugador que ha arrastrado a sus compañeros. Pero la actuación del base nacionalizado Lorenzo Brown ha sido determinante para abrir el camino a la final, en concreto frente a Lituania (28 puntos y 8 asistencias) y Alemania (29 puntos y 6 asistencias), y apariciones puntuales de Juancho Hernángómez, de Alberto Díaz o de Darío Brizuela han blindado también la solvencia colectiva.

“Estamos en la final, pero aún hay trabajo que hacer. Será una final difícil, muy complicada. Pero somos luchadores y vamos a darlo todo en cada segundo del partido”, sentencia Willy.

Compartir el artículo

stats