Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Fútbol

La Intervención General del Estado investiga la contabilidad de la RFEF

La Federación ha remitido toda la documentación que le solicitó la Fiscalía en mayo

Luis Rubiales, presidente de la Federación. | // JORDI GIL

Ministerio de Hacienda y Función Pública, que se encarga de controlar la gestión económico-financiera del sector público, investiga ya la contabilidad de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), según han comunicado a El Periódico de España, del mismo grupo editorial que LA OPINIÓN, fuentes del Ministerio Fiscal. Estos funcionarios estudian las cuentas del organismo que regenta el fútbol español por encargo de la Fiscalía Anticorrupción, quien reclamó hace varios meses esta documentación al organismo presidido por Luis Rubiales. La RFEF se mostró desde el primer momento dispuesta a colaborar con la investigación y a aportar todos los documentos que le fueran requeridos, postura que mantiene.

Las citadas fuentes fiscales explican a esta redacción que una vez los funcionarios de la IGAE finalicen su análisis de la contabilidad de la Federación de Fútbol, remitirán un informe a la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Majadahonda (Madrid), Delia Rodrigo, que ha abierto una investigación sobre los presuntos delitos de administración desleal y corrupción en los negocios denunciados. Esta jueza ha asumido el resto de causas que se habían abierto sobre hechos similares en otros juzgados de Madrid.

Entre las actuaciones que deberá valorar la jueza se encuentra la declaración que realizó en la Fiscalía Juan Rubiales, tío del presidente de la Real Federación, en la que afirmaba que el dinero de la entidad era utilizado en fiestas privadas, a las que habían sido invitadas “chicas jóvenes”. El organismo federativo negó estas aseveraciones, que calificó de “falsedades”.

La investigación del fiscal de Anticorrupción José Miguel Alonso Carbajo se abrió a partir de la denuncia que interpuso el presidente del Centro Nacional de Formación de Entrenadores de Fútbol (Cenafe), Miguel Ángel Galán, que aludía a una grabación, adelantada por El Confidencial, en la que se hablaba de una presunta comisión de la que se iba a beneficiar el jugador del FC Barcelona Gerard Piqué por la celebración de la final de la Supercopa en Arabia Saudí.

En concreto, la magistrada de Majadahonda ha asumido la investigación en relación a un delito de descubrimiento de secretos empresariales que se presentó en el Juzgado de Instrucción número 3 de Madrid, cuya titular, Isabel Durántez, sin abrir formalmente una causa, remitió a Anticorrupción para que opinara sobre la competencia de estas acciones legales que se interpusieron contra Rubiales por una supuesta filtración de información confidencial.

La jueza de Majadahonda también acumula la investigación que recayó en el Juzgado de Instrucción número 44 de Madrid a raíz de la denuncia que interpuso Manos Limpias, tal y como consta en un auto de 29 de agosto.

La denuncia aludía a los supuestos delitos continuados de corrupción entre particulares, administración desleal y falsedades documentales. En su argumentario, Manos Limpias defiende que Rubiales había desechado un acuerdo con Catar “más ventajoso” pero sin “los 24 millones para Piqué” y que también se habría lucrado con la venta a Arabia Saudí de un patrocinio de la selección española.

El pseudosindicato también apunta que el presidente de la Real Federación se habría beneficiado de un “viaje de placer” a Nueva York con dinero del organismo que rige el fútbol; y del pago del alquiler de una vivienda “de lujo” en Madrid “sin tener derecho a ello”, porque estaba censado en la capital española. En concreto, se trata de una renta de 3.100 euros al mes que supuestamente ha abonado la Federación. Rubiales ha negado todas estas acusaciones.

Tal y cómo adelantó El Periódico de España, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) entregó en mayo a Anticorrupción la documentación sobre la gestión de su presidente, Luis Rubiales, relativa al contrato que suscribió para la celebración de la Supercopa en Arabia Saudí y que habría generado comisiones millonarias (de hasta 24 millones de euros) para la empresa intermediaria, Kosmos Global Holding S.L., propiedad de Gerard Piqué.

En una breve nota de prensa esta organización deportiva anunciaba su intención de colaborar con la Justicia, “con la transparencia de la que siempre ha hecho gala”. Fuentes de la Federación informaron de que se había aportado “todo lo que ha pedido” el Ministerio Público.

La Real Federación también comunicaba que había entregado a la Fiscalía “la documentación precisa para aclarar cualquier cuestión [...] sobre el contrato de la Supercopa de España en Arabia Saudí y otros temas relacionados”.

Compartir el artículo

stats