El seleccionador argentino y exdeportivista Lionel Scaloni recibió el cariño de los vecinos de Pujato, pueblo de la provincia de Santa Fe con menos de 4.000 habitantes en el que nació en 1978 y donde tendrá una calle con su nombre. Un día después del acto en el que la Scaloneta fue saludada en Buenos Aires por unos cinco millones de seguidores, fue homenajeado en esta localidad que vivió el torneo dividida entre el orgullo por su hijo ilustre y la tristeza por la muerte de un vecino en accidente de tráfico. “Creí que había llorado todo, pero me quedan emociones. Veo gente del pueblo y de alrededores. Esto es el triunfo de todos. Ni de un club ni de otro, sino de todo el país. Esta selección jugó para la gente. Es muy emocionante y gratificante esto”, dijo.