Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

TENIS

Carlos Alcaraz, lanzado a la cima

“Ha sido un año de locura. Nunca habría imaginado llegar tan rápido al número 1”

Carlos Alcaraz golpea la bola en un partido. // RYAN LIM

Ni el más optimista Carlos Alcaraz podría imaginar que su sueño de ser número 1 mundial se cumpliría tan pronto cuando, un par de años atrás, cerraba la temporada en el puesto 141. Desde entonces su ascensión ha sido meteórica hasta llegar a la cima el pasado 12 de septiembre con 19 años, 4 meses y 16 días, superando al australiano Lleyton Hewitt, que desde 2001 tenía el récord de tenista más joven en conseguirlo con 20 años, 8 meses y 23 días.

Los objetivos de Alcaraz al empezar el año eran situarse entre los 15 primeros y ganar un torneo ATP 500. Lo logró en Río de Janeiro, en febrero, y después pulverizó récords con su triunfo en el Masters 1.000 de Miami (el primer español en conseguirlo), un segundo ATP 500 en Barcelona, para conquistar seguidamente el Masters 1.000 de Madrid imponiéndose de corrido a Rafael Nadal, Novak Djokovic y Alexander Zverev en la final. Y su ascensión no pararía aquí.

El golpe definitivo llegaría tres meses y medio después al conquistar el Abierto de EE UU tras imponerse en la final al noruego Casper Ruud, que también optaba al número 1 que, hasta ese momento, tenía el ruso Daniil Medvedev.

Desde entonces, Alcaraz ya lleva 15 semanas al frente de la clasificación con 6.820 puntos en el ránking de la ATP y aún sumará unas cuantas por delante de Nadal (6.020), Ruud (5.820), Tsitsipas (5.550) y Djokovic (4.820).

“Ha sido un año de locura. Nunca pensé que llegaría tan rápido al número 1, pero ahora que estoy ahí quiero mantenerlo el máximo de tiempo posible”, aseguraba el joven murciano en una entrevista en la web de la ATP, reconociendo que no ha tenido demasiado tiempo para «entender plenamente» lo que logró en Nueva York. Tras ese éxito, Alcaraz no ha podido cerrar el año como habría querido. Una lesión de abdominales lo dejó KO sin poder jugar su primer Masters, ni las finales de la Davis, pero nadie podrá arrebatarle el honor de estar entre los 18 tenistas número 1 de la temporada desde que el rumano Ilie Nastase lo logró por primera vez en 1972.

Defender su posición en 2023 no será un reto fácil. El primer examen llegará en el Open de Australia que comienza el 16 de enero y donde el campeón sumará 2.000 puntos. Djokovic, que no jugó en Melbourne (y tampoco los Masters 1.000 de Indian Wells y Miami) al no estar vacunado de COVID, se presenta en este inicio de año como el gran rival para desbancar a Alcaraz.

“Todos quieren ganar al número 1. Debo estar preparado para la presión sobre mí. El mundo del tenis no para, no puedes estar recordando lo que has hecho”, admitía el joven tenista murciano, consciente de que le espera una dura temporada para consolidar el éxito de 2022.

Juan Carlos Ferrero, su entrenador, es el primero que se lo ha advertido. Lo ha hecho desde que lo vio entrar en su academia de Villena con apenas 14 años para dirigirlo en una espectacular progresión que “nadie podía imaginar que sería así”, asegura el exnúmero 1. “El año que viene va a ser mucho más exigente. Mantenerse cuesta más que llegar”, dice el técnico del tenista murciano.

Compartir el artículo

stats