El Tribunal Supremo ha rebajado las penas para los nueve condenados por el caso Osasuna, la primera condena sobre corrupción deportiva dictada en España por amaño de partidos, en la temporada 2013-14, entre el club rojillo y jugadores del Betis. La Sala de lo Penal ha dictado una sentencia que rebaja las penas a una horquilla de entre 5 años y 7 meses a 10 meses de cárcel.