El nuevo jugador del Atlético de Madrid, Memphis Depay, reconoció ayer estar muy “ilusionado” por el nuevo “desafío” que supone su fichaje por el club rojiblanco, al mismo tiempo que confesó tener “ganas” de adaptarse rápido a la dinámica del equipo, algo que le ha pedido el Cholo Simeone en la conversación que mantuvieron ambos durante su primer entrenamiento.

“Hablamos un poco de cómo me siento. La cosa más importante es que quiere que yo me sienta como en casa y que me adapte cuanto antes al equipo, eso me hace estar ilusionado y tengo ganas. Él quiere que yo esté listo cuanto antes. Además, me conoce bastante bien. Yo le gustaba como jugador cuando estaba en el Lyon y quiere que coja esa forma. Va a ser un desafío para mí”, señaló el jugador durante su presentación en el Civitas Metropolitano.

El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, quiso darle la bienvenida, destacando su “competitividad” y “olfato” para ayudar a conseguir los objetivos del club. “Memphis llega al Atlético para aportar mayor competitividad. Su olfato nos ayudará”, aseguró Cerezo.