Triple ración del Liceo en el liderato. Si el del equipo de OK Liga no fuera suficiente, primero con dos puntos de ventaja y además un partido menos, se le une el del filial de OK Plata, al frente de la clasificación de la segunda categoría nacional, y el del conjunto femenino, que tras dos jornadas ya manda también en la Liga Gallega. Dava Torres, Dani López y Luchi Paz son sus capitanes. Viven un momento dulce y no quieren despertar del sueño, aunque Dava, el más experto, ya sabe la mala suerte que es celebrar sin haber ganado nada. El “ojo a la fiesta que te la quitan de los fuciños”, que decía Arsenio Iglesias. “Es muy bonito vernos a los tres ahí arriba, cumpliendo objetivos. Y ojalá podamos estar ahí arriba hasta final de temporada”, dice, “y aunque no me gusta hablar las cosas antes de tiempo, sí que es bueno que los tres estemos líderes a la vez, significa que en el club se están haciendo las cosas bien”.

Es una opinión compartida con sus compañeros de brazalete —aunque el de Torres es especial, porque cada partido luce los motivos de una de las causas que defiende su ONG—. “Está siendo un inicio redondo, ojalá sigamos así y acabemos lo más arriba posible los tres. Nosotros no sé si podremos ascender por ser filial, pero vamos a estar arriba porque nunca se sabe qué puede pasar”, analiza Dani López sobre la situación del filial en la OK Plata, primero con 13 puntos, invicto, aunque en su caso dejase escapar un empate. “Hay un grupo muy bueno, con mucha unión y compañerismo”, señala como claves del éxito. Para el capitán coruñés, el liderato es doble ya que también es primero en la clasificación de pichichis con 12 tantos en cinco encuentros: “No me lo esperaba porque no me caracterizo por ser un goleador, pero estoy teniendo suerte y que siga la racha”. Marcó incluso con el primer equipo en la OK Liga, y aunque cree que “es muy difícil dar el salto”, avisa: “Somos el futuro y venimos pisando fuerte”.

El equipo femenino acaba de empezar y lleva dos goleadas en dos partidos de una Liga Gallega que parece que se le queda pequeña. El club había solicitado la plaza vacante en la OK Liga femenina pero finalmente la Federación decidió otorgársela al también coruñés Borbolla. “Fue un batacazo para todas. Contábamos con ella viendo los criterios y nos habíamos hecho muchas ilusiones” recuerda Luchi Paz. La santiaguesa no oculta que eso les hace estar más hambrientas: “Nos vemos mejor que el año pasado y estamos con mucha ilusión y ganas de demostrar sobre la pista, pese a todas las dificultades de esta temporada, que nos merecemos esa plaza”. Para la capitana una de las claves es el “cambio radical” en la directiva. Ella ya estuvo en la primera etapa del Liceo en la máxima categoría. “Hicimos cosas muy grandes con un equipo casi todo gallego y muy joven que se clasificó para la Copa de la Reina y que se salvó por méritos propios”, destaca. “Ojalá hubiese sido antes como ahora en cuanto a la directiva. Ya no nos tenemos que pagar un stick si se nos rompe en un entrenamientos, las equipaciones... Esta demuestra que de verdad apoya al deporte femenino”, apunta.

Así que todo continua en idilio y esperan que siga así este fin de semana, en el que los tres afrontan duros retos en sus competiciones. En la OK Liga, toca visita al Noia. “Llega en un momento raro, con resultados no muy buenos y necesita hacer un buen partido. Eso lo hace más peligroso”, valora Dava Torres, que incluye una dificultad añadida: “No conocemos la pista porque ellos no tienen la suya habitual y por lo que vimos en la tele es también de baldosa, pequeña y oscura”. Ganar fuera siempre es complicado, pero sin público en las gradas lo hace un poco más asequible. “Yo prefiero que lo haya, sin él el deporte no tiene futuro. Si ganamos fuera de casa no es por eso, sino porque estamos mentalizados, entrenando mucho y haciendo un trabajo muy serio todas las semanas”, concluye.

Al filial también le toca viajar a Cataluña para medirse a un rival llamado a luchar por el ascenso. “Nos enfrentamos al Manlleu, es uno de los desplazamientos más difíciles del año, a ver si sacamos algo positivo. Esta liga es impredecible, puede pasar de todo y no te puedes fiar de nadie”, advierte el coruñés. Las chicas, por su parte, tienen partido contra el Diver Patín, segundo en la tabla, por lo que un triunfo les asentaría en el liderato.