El Calasancias Coruña sigue ascenciendo posiciones en la clasificación de Primera División femenina. Claramente de menos a más en su estreno en la competición nacional, el equipo formado por la base de las que se proclamaron el año pasado campeonas de España en categoría cadete se impuso ayer al Astillero cántabro por 1-3 para sumar su tercer triunfo del curso y pasar de ser el colista a superar ya a tres rivales en la tabla: Universidad de Salamanca, el propio Astillero y el D’Elhuyar. El trunfo de ayer en Cantabria fue otra demostración de carácter. Porque pese a ceder el igualado primer set por 28-26, las colegiales no se vinieron abajo para darle la vuelta al marcador con unos parciales de 18-25, 20-25 y 24-26.