Un CRAT muy mermado por las bajas perdió ayer en La Cartuja por 48-20 3n el duelo de campeones que le enfrentó al Corteva Cocos, el equipo que ganó la liga de 2020 mientras que el coruñés fue el que lo hizo en 2019. El conjunto de Arquitectura se mantuvo con opciones hasta el descanso. Después, notaron las ausencias de sus tres jugadoras internacionales, Mónica Castelo, Paula Medín y Paula Requena, que se encuentran concentradas con la selección española para preparar el Campeonato de Europa. Tampoco pudieron jugar las extranjeras, por lo que de entrada las coruñesas ya partían en desventaja.

A pesar de todos los inconvenientes, salieron con buen pie al choque y durante gran parte de la primera parte mantuvieron la igualdad en el marcador gracias a un gran juego colectivo. La gran ventaja en la melé de las sevillanas pesaba como una losa y al descanso el marcador ya lucía un 26-13 a favor de las locales.

En la segunda parte, el equipo dirigido por Elena Roca y Jos Portos no perdió la cara al duelo y en el minuto 60 logró un ensayo por medio de Elsa Porto —transformado por Anita Iglesias, ayer elegida la mejor jugadora del partido— que le ponía a tan solo 9 puntos (29-20). Momento en el que el rival no se amedrentó y con tres ensayos en los últimos compases rubricó un 48-20 demasiado abultado y que apea al CRAT del liderato que compartía con otros tres equipos.

La lectura del cuerpo técnico es positiva. Muchas cosas se han torcido en este inicio de temporada. Desde el temporal de nivel que aplazó uno de sus partidos al positivo que obligó a confinar al equipo durante 15 días. Por no hablar del toque de queda que complica mucho los horarios de entrenamiento. Sin sus internacionales plantó cara a uno de los equipos más fuertes de la División de Honor femenina y eso les impulsa tanto de cara a los próximos compromisos como para afrontar los entrenamientos del día a día.