Nico Ortega, del Coruña Comarca y pupilo de la Escuela de Lanzadores de A Coruña, consiguió el pasado fin de semana una gran marca de 49,93 metros en lanzamiento de disco, lo que lo sitúa segundo en el ranking nacional sub 18. El coruñés lo consiguió en un control celebrado el Oviedo y se postula como uno de los favoritos a medalla en el Campeonato de España de invierno de lanzamientos largos para menores que tendrá lugar este fin de semana en Castellón. El discóbolo hizo un concurso muy regular por encima de los 45 metros, muy cerca de rebasar el muro de los 50 metros.

En la localidad asturiana también participaron los pupilos de Necho Fernández Paula Piñón y Carmen Sánchez. La primera lanzó la jabalina hasta los 38 metros y 99 centímetros, un metro por encima de su mejor marca de la temporada para hacer la tercera mejor marca española sub 20; mientras que la segunda hizo su debut del año con un lanzamiento de 47,65 metros, segunda del ranking nacional absoluto.