El Distrito Ventorrillo se acerca peligrosamente a la última posición de su grupo de Segunda División B tras perder ayer contra el Ribeira por 6-3. Pese a una notable primera vuelta, los coruñeses no levantan cabeza en 2021, con muchos problemas derivados del coronavirus y el toque de queda. Ayer el rival era complicado, ya que los lucenses son los actuales líderes de la categoría. Los pupilos de Manuel del Castillo apretaron al final tras una mala primera parte, pero ya no les dio tiempo a apretar más el marcador. Hoy tendrán una nueva oportunidad ya que reciben en su feudo al filial del Parrulo Ferrol, uno de los partidos que los de A Coruña tuvieron que aplazar por los casos de COVID.