María de Valdés parte hoy hacia Doha (Qatar) para disputar la Copa del Mundo de aguas abiertas, última parada antes de afrontar en el mes de mayo el Preolímpico en Japón. La nadadora andaluza afincada en A Coruña y que compite por el Club Natación Liceo participará el domingo en la prueba de 10 kilómetros, que le servirá para medir su estado de forma. Retomará el contacto con esta disciplina después de varios meses sin competir en el mar y para el que incluso ha tenido que entrenar en la piscina descubierta de La Solana. A la vuelta del confinamiento, de hecho, viajó a Italia en agosto y a Portugal en septiembre y desde aquellas no ha tenido más competiciones de aguas abiertas, aunque sí el Campeonato de España de larga distancia, en el que se proclamó subcampeona. Para la Copa del Mundo la selección española convocó en categoría femenina a De Valdés y a Paula Ruiz y en la masculina a Pol Gil, Alberto Martínez y Guillem Pujol.