El Manlleu se proclamó campeón de la Copa de la Reina de A Coruña tras ganar en la final, disputada esta mañana en el Palacio de los Deportes Riazor, al Palau por 5-2. En la repetición de la final liguera, el Manlleu se tomó la revancha con un partidazo de Anna Casarramona, que además de echarse a la espalda el equipo, marcó tres de los cinco goles de las suyas. El Palau, campeón de liga y de Europa se quedó sin el triplete ante la superioridad del rival, que no obstante tuvo que remontar un 1-2 en contra.

El Manlleu empezó fuerte. Peke estrelló una bola al palo y en el rechace hubo un patín en el área y los árbitros no se lo pensaron. Penalti. Peke tiró fuera, pero era ya un aviso que se convirtió en realidad en la siguiente jugada con el 1-0 de Anna Casarramona. No le duró mucho la ventaja porque a los dos minutos, un nuevo penalti, esta ve en contra permitió al Palau volver a meterse en el partido. Carla Fontdegloria tiró al palo pero el rechace le dio a la portera y se coló. El empate fue un golpe para el Manlleu, que empezó a sufrir y encajó el segundo, de Paula Ferrón.

Eran los peores minutos del Manlleu, pero despertó con la energía que le transmitió Casarramona. Ella inició, con un disparo cruzado, la serie de oportunidades de su equipo. Incluso se estrelló contra el palo y le siguieron las ocasiones de Ona Castellví y dos seguidas de Eli Gurri. Desatado, al conjunto dirigido por Jordi Boada solo le faltaba que llegara el gol. Y lo hizo por medio de Peke primero y después de Nara López, justo antes del descanso.

La segunda parte obligaba al Palau a reaccionar si no quería dejar escapar la primera final de la temporada. Tuvo unos buenos minutos, pero respondió bien Fernanda Hidalgo en la portería. Y Anna Casarramona no perdonó. Hizo el cuarto y el quinto que resumía a la perfección su dominio de la final. Se fue de portería a portería de todas las rivales que le salieron al paso, asistió a una compañera, que le devolvió el pase para que marcara a placer. Una maravilla que certificó el título para el Manlleu.