El Deportivo Liceo trabaja para cerrar la plantilla para la próxima temporada y el elegido es Roc Pujadas. El jugador de 19 años, procedente del Noia, se convertirá en la pieza número once del conjunto de Juan Copa después de las bajas de Franco Platero y Fabrizio Ciocale y las incorporaciones de Álex Rodríguez (Reus), Jordi Burgaya (que ayer mismo se despidió del Forte dei Marmi como subcampeón de liga) y ahora la de Pujadas. El club considera que el próximo curso las exigencias serán mucho más altas, sobre todo con el nuevo formato de la Liga Europea, prácticamente con doble partido cada semana y muchos viajes, por lo que es fundamental construir una plantilla larga.

El elegido es Roc Pujadas. Se trata de un jugador de una excelente técnica tanto de patín como con el stick. Y una apuesta de futuro porque solo tiene 19 años. Esta temporada, la primera en la OK Liga, ya firmó 19 goles con el Noia, donde formaba parte de una plantilla que conjuntaba la experiencia de hombres como Xavi Costa, Aleix Esteller o Jordi Ferrer con la juventud de Pol Manrubia, Adriá Ballart y el propio Pujadas. De la generación de 2001, ha sido campeón del mundo con la selección española sub 19 y también campeón de Europa con la sub 20 y la sub 17. Antes del Noia, se formó en el Manlleu, con quien se hizo un nombre en la segunda categoría nacional cuando todavía era un adolescente.

Te puede interesar:

El Liceo también tenía en seguimiento a su compañero Pol Manrubia, otro de los grandes talentos del presente y del futuro. Su enorme actuación en la Liga Europea, en Luso (Portugal), disparó sin embargo su cotización y entraron en juego los grandes barcos del mercado, entre ellos el Benfica, que finalmente será su destino. Otro de los nombres que sonó para volver a A Coruña fue el de Pablo Cancela, aunque la oferta que le hizo el Liceo no se acercaba a las cifras de su contrato actual en Italia.

Con Pujadas la plantilla para la próxima temporada estaría cerrada, a expensas de lo que decida Martín Rodríguez. La renovación del portero coruñés todavía no ha sido anunciada, pero sí la de su compañero bajo palos, Carles Grau, MVP de la final de la Copa del Rey y el guardameta menos goleado de la OK Liga. Otro de los protagonistas de la final, Jordi Adroher, también firmó por otro año, igual que el capitán David Torres, Roberto di Benedetto y Marc Grau, mientras que César Carballeira y Maxi Oruste ya tenían contrato en vigor. La próxima temporada presenta muchos retos para el Liceo, que además de defender el título de la Copa del Rey, se medirá a los mejores equipos continentales en la nueva Liga Europea e irá a por la liga, que volverá a tener play off.