María de Valdés tiene este fin de semana su última oportunidad para estar en los Juegos Olímpicos de Tokio de este verano. La nadadora andaluza, afincada en A Coruña, disputa en Setubal (Portugal) el Preolímpico de aguas abiertas. Diez kilómetros en los que, para lograr la clasificación, tendrá que quedar entre las nueve primeras y, además, ganarle a la otra española en liza, Paula Ruiz, porque solo hay una plaza disponible. La pupila de Jesús de la Fuente busca un merecido premio a todo el trabajo realizado en el último ciclo olímpico y que ya se le resistió por poco en la piscina pese a tener la mínima en la prueba de 1.500 metros. Después de problemas de lesiones, sobre todo en el hombro, y de algún problema de salud, está preparada para destapar todo su potencial y sellar el billete que le lleve a participar en sus primeros Juegos Olímpicos.

La nadadora del CN Liceo demostró en el Campeonato de Europa de piscina, en Budapest, hace tan solo una semanas, su gran estado de forma. Allí fue quinta en la final de 1.500 libres con su mejor marca personal, rebajando también su registro en los 800 metros. Sin embargo, no pudo participar en los 400, la prueba en la que había centrado sus opciones de estar en Tokio —tanto en 800 como en 1.500 las plazas estaban copadas por Mireia Belmonte y Jimena Pérez—, por unos problemas de salud. Ella, los médicos y los entrenadores decidieron frenar para volver a la carga en aguas abiertas.

La malagueña tiene ahora dos rivales. Por un lado, todas las participantes, debiendo clasificarse entre las nueve primeras. Y por otro, su propia compañera de selección Paula Ruiz. Esta se ha especializado en esta modalidad, casi sin apariciones en la piscina. Y en Budapest, en el Campeonato de Europa, firmó un grandísimo cuarto puesto. Campeona del mundo júnior, sus resultados y los de su paisana suelen ser muy parejos, aunque con Ruiz siempre por delante. Pero en uno de sus últimos enfrentamientos, en Doha al principio de este curso, la coruñesa de adopción ya invirtió las tornas al vencer a su rival y compañera. Un mano a mano en el que tendrá que salir la mejor versión, la que se ha visto este año, de María de Valdés.

Paula Otero, en el Campeonato de España

Mientras María de Valdés y Paula Ruiz acaparan las miradas en Portugal, en la lago de Banyoles tendrá lugar una de las grandes citas del año en aguas abiertas, el Campeonato de España. Allí, otra coruñesa tendrá muchas opciones de subir a lo más alto del podio. Será Paula Otero (CN Arteixo), que como júnior es una de las favoritas en los 7,5 kilómetros de mañana sábado. Otero está seleccionada tanto para el Campeonato de Europa de esta modalidad como para el Campeonato de Europa de piscina y la semana pasada se impuso en la Travesía Costa Coruña disputada en la playa de Riazor sobre 3.000 metros.

Jacobo Garrido compite en Berlín

Las citas para la natación coruñesa del fin de semana se completan con la participación de Jacobo Garrido en las Series Mundiales de adaptada en Berlín, que para él será una de sus últimas paradas antes de los Juegos Paralímpicos. El del CN Liceo, vigente campeón del mundo y subcampeón de Europa sigue su camino hacia el podio en Tokio con una nueva oportunidad para seguir mejorando sus marcas