El coruñés Jacobo Garrido Brun, triple diploma paralímpico en Tokio, visitó ayer las instalaciones del colegio Liceo La Paz, donde estudió, para saludar a los alumnos de Primaria, que lo recibieron entre vítores y aplausos por su exitosa carrera deportiva en la natación adaptada. Además de responder a las preguntas de los niños, el coruñés recibió un obsequio de la dirección del colegio, nombrándolo Alumno de honor del Liceo. Garrido, por su parte, regaló al centro educativo una camiseta oficial de los Juegos, dedicada y firmada.