No se puede negar que Cataluña tiene la hegemonía nacional del hockey sobre patines. Pero A Coruña poco a poco va reclamando su sitio. Lo ocupa el Liceo, uno de los grandes equipos de la competición, campeón recientemente de la Copa del Rey y de la Supercopa de España. Y lo ocupan los jugadores en la selección española que participará en el Campeonato de Europa que tendrá lugar del 14 al 20 de noviembre en Paredes (Portugal) y cuya lista de convocados hizo ayer oficial Guillem Cabestany. Allí estarán dos nacidos en la ciudad, Ignacio Alabart (Barça) y César Carballeira; tres del Liceo, el propio Carballeira y los hermanos Carles y Marc Grau; y otros tres que pasaron por las filas verdiblancas, Xavi Malián y Toni Pérez, prácticamente formados en su etapa coruñesa, y Pau Bargalló. Y aún podría haber alguno más. Se cae de la convocatoria  Edu Lamas, presente en las últimas. Y también podían haber estado Álex Rodríguez, MVP y máximo goleador de la temporada pasada, y David Torres, al que perjudicó su lesión.

Marc y Carles Grau, jugador y portero del Liceo Carlos Pardellas

Reducir el abanico de candidatos nunca es fácil para un seleccionador, aunque Cabestany, que se estrena en el cargo, tiró de ciertas dosis de continuidad incluso recuperando para el combinado a un veterano como Sergi Panadero. El Liceo y el Barça son los equipos que más jugadores aportan, con tres. Y casi los únicos de la OK Liga, porque solo el Lleida consiguió meter a uno más. El resto juega en Portugal, dos en el Sporting, dos en el Porto y uno en el Benfica. La lista completa está formada por los porteros Carles Grau (Liceo), Xavi Malián (Porto) y Martí Serra (Lleida); y los jugadores César Carballeira y Marc Grau (Liceo), Ignacio Alabart, Pau Bargalló y Sergi Panadero (Barça), Toni Pérez y Ferrán Font (Sporting), Xavi Barroso (Porto) y Sergi Aragonés (Benfica).

Ignacio Alabart FC Barcelona

Una de las sorpresas fue la entrada de Marc Grau. “Es un jugador que poco a poco ha ganado estatus en su equipo y en su trayectoria y sus características como jugador nos encaja muy bien en el estilo de juego que queremos hacer. Lo está demostrando en el Liceo, haciéndolo muy bien desde hace tiempo, pero en este inicio de liga está en su mejor momento”, señaló el entrenador. Sobre Álex Rodríguez dijo que “ha tenido una evolución brutal y podía estar en la lista”, pero el calendario, con el Europeo insertado en el medio de la competición sin poder hacer la preparación deseada, obligó a cambiar los planes iniciales: “Buscábamos jugadores que nos den un rendimiento súper rápido tanto a nivel individual como colectivo y elegimos los doce que creemos que lo harán mejor”.