La mascarilla en el deporte federado tiene los días contados. Por lo menos, para los mayores de 12 años, la población que ya ha sido vacunada. La Xunta, a través de la Secretaría Xeral para o Deporte, anunció ayer, al dar luz verde al fin de la emergencia sanitaria en Galicia, que se permitirá su eliminación tanto para entrenamientos como para competiciones siempre y cuando las federaciones presenten medidas alternativas de protección frente al COVID 19. Una decisión de la que quedan excluidos los menores de 12, para los que su uso seguirá siendo obligatorio en todo momento.

Son ahora las federaciones gallegas de las diferentes disciplinas deportivas, así como los organizadores de competiciones y pruebas, los que tendrán que enviar sus propuestas de modificación de sus respectivos protocolos de vuelta al deporte, basados en el Fisicovid-Dxtgalego, con estas nuevas medidas. Estas a su vez tendrán que ser aprobadas por Sanidade.

La Federación Gallega de Rugby, por ejemplo, ya modificó su protocolo para contemplar esta posibilidad de jugar sin mascarilla, para lo cual los jugadores deberán pasar test serológicos cada catorce días y también uno antes del primer entrenamiento sin mascarilla. Como la Xunta no autorizó estas medidas alternativas hasta ayer, la primera jornada de la Liga Gallega, que tenía que haberse disputado el fin de semana pasado, fue aplazada en su totalidad, dado que los clubes acordaron y votaron por esto.

Esta decisión, alega la Xunta, llega “tras los buenos datos que muestra Galicia en la gestión de la pandemia y la finalización de la situación de emergencia sanitaria que estaba declarada desde el día 13 de marzo de 2020”, como explica Deporte Galego en un comunicado en el que también recuerda que tras superar el confinamiento, a partir de junio de 2020, la actividad deportiva federada estuvo permitida y la incidencia de la enfermedad provocada por el coronavirus fue inferior con respecto a la población en general, como demostró un estudio realizado por el Inibic-Sergas en colaboración de las federaciones deportivas y la Secretaría Xeral para o Deporte.

Ufedega, la unión de las federaciones gallegas, ya se había reunido hace unas semanas con Lete Lasa para plantear esta posibilidad de dejar de lado las mascarillas para la práctica deportiva que finalmente se ha aprobado.