El mundo del deporte se despertó ayer con la peor de las noticias por el fallecimiento de Vicente Torres, presidente de la Federación Gallega de Patinaje y padre de David Torres, capitán del Liceo. El empresario y mandatario se encontraba en Barcelona, donde el equipo verdiblanco disputaba la séptima jornada de la OK Liga contra el conjunto azulgrana, su rival histórico. El partido se jugó, aseguran desde el club coruñés, porque fue el propio jugador el que pidió que así fuera, aunque naturalmente el Liceo lo tuvo que hacer sin su capitán. Antes del pitido inicial se guardó un minuto de silencio en su memoria mientras en la pantalla del Palau se podía ver un crespón negro. Y ambas formaciones lucían brazaletes negros en sus camisetas y en sus equipaciones.

Vicente Torres era mucho más que el presidente de la Federación Gallega de Patinaje. Casi siempre en la sombra o desde un discreto segundo plano, fue el gran mecenas del hockey sobre patines autonómico durante las últimas décadas. Estaba detrás de muchos de sus proyectos y se convirtió en el motor de numerosos éxitos, principalmente en el hockey sobre patines, pero también del resto de modalidades que engloba el patinaje, sobre todo desde que entró a formar parte de la federación. Fue también el creador de HockeyGlobal, la plataforma por excelencia de vídeos sobre hockey sobre patines y una referencia mundial para sus amantes. Y ya en los últimos años realizó una decidida apuesta por el deporte femenino, del que se erigió en impulsor con grandes patrocinios.

Muestras de condolencias

Desde que el Liceo anunció a través de las redes sociales la noticia de su fallecimiento, se multiplicaron las muestras de condolencias y mensajes de ánimo para sus familiares y amigos. Desde el presidente de la Federación Española de Patinaje, Carmelo Paniagua, pasando por el secretario Xeral para o Deporte, José Ramón Lete Lasa, y la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, así como del resto de federaciones autonómicas. El mundo del deporte se unió para arropar a su familia en estos duros momentos.