Iba a ser una jornada histórica en el Palacio de los Deportes de Riazor, una doble ración de Liceo con el partido primero del equipo femenino contra el Palau (17.00 horas) y después el del masculino frente al Palafrugell (20.00). Seguirá siéndolo, pero con dos menos. A última hora de ayer surgió un contratiempo. Es lo que tiene la vida desde la aparición del COVID. Un positivo de un miembro de la plantilla dirigida por Juan Copa puso incluso en el aire los dos duelos. El club hizo pruebas a todos los jugadores y a sus contactos, incluidos del equipo femenino y del filial. Primero para confirmar el positivo en una PCR y después para saber si había algún otro contagio. Al final se confirmó el resultado y se descubrió otro más, también del grupo masculino. Pero los dos partidos se disputarán con total normalidad salvo por las dos bajas mencionadas, que se suman a la del lesionado Maxi Oruste, lo que deja al Liceo prácticamente en cuadro para su compromiso de esta noche.

Adriana Soto, Alba Garrote y María Sanjurjo celebran un gol del Liceo ante el Telecable. Víctor Echave

Las primeras en saltar al parqué serán las jugadoras del Liceo. Stanis se estrena como entrenador del equipo después de la tormenta de las semanas pasadas. El grupo empezó a las órdenes de Carlos Loureiro, que dimitió después de la primera jornada —con una victoria frente al Bigues— y en las tres siguientes —derrotas en Manlleu y Cerdanyola y empate contra el Telecable Gijón en casa— estuvieron bajo la supervisión de Noe Uzal y Marc Godayol. Las aguas vuelven ahora a su cauce con la designación del técnico asturiano para ocupar el banquillo, pero este ha tenido poco tiempo, tan solo tres sesiones, para preparar el que seguramente sea el mayor de los retos en la OK Liga femenina.

El Palau es a esta categoría lo que el Barcelona a la masculina. Una constelación de estrellas, con buena parte la columna vertebral de la selección española, desde la portería con Laura Vicente pasando por la calidad de Berta Busquets y Carla Fontdegloria y el gol de Laura Puigdueta y, sobre todo, de Aina Florenza. El año pasado lo ganaron prácticamente todo. Son las vigentes campeonas de liga y de Europa. En A Coruña buscaban el triplete con la Copa de la Reina, pero se les escapó y fue para el Manlleu. Este curso no se están mostrando tan intratables como otros. Perdieron en el estreno contra el Telecable Gijón, después ganaron dos partidos —Cerdanyola y Mataró—, pero la semana pasada cedieron un empate contra Las Rozas. Curiosamente, se han mostrado más fiables fuera que en casa. Pero el Palacio de Riazor es una plaza complicada y el Liceo tiene calidad de sobra para sorprender a cualquiera.

Tres horas después, a las 20.00, será el turno para los chicos de Juan Copa. Los verdiblancos, asentados en la segunda plaza, a cinco del líder Barcelona (que pierde a su portero Sergi Fernández por COVID pero recupera a Alabart, Nunes y Rodrigues) pero con cuatro de ventaja sobre el tercero, reciben a un Palafrugell que puede ser más peligroso de lo que la clasificación demuestra. Después del mes de parón el Liceo demostró estar en plena forma con la victoria en Caldes. El reencuentro con la afición tiene que ser especial. Ya es mucho tiempo sin sentir su calor. Y lo necesitará para superar a un equipo compacto al que no le han acompañado los resultados —solo ganó al Manlleu y empató con Noia, Lleida y Girona para 6 puntos y ser penúltimo— en el que destaca el pichichi Sergi Canet, que lleva 14 goles, pero también el regreso a casa de uno de los hijos pródigos de la cantera, Adrián Candamio, jugador destacado de la generación del 96 en la que coincidió con César Carballeira.

“Recibimos a un equipo como el Palafrugell que aunque no esté bien clasificado seguramente tenga aspiraciones de estar más arriba, con buena plantilla y que el año pasado fue la revelación. Nos da igual la clasificación que tengan”, resume Juan Copa. “Ellos están bien estructurados, con buen nivel defensivo, salida a la contra y un jugador como Sergi Canet que va de pichichi. Así que vamos a tener que tener cuidado. Además también tienen la portería muy bien cubierta con Xevi Puigbí”, analiza el técnico coruñés sobre el rival. “Máxima exigencia, como en todos los partidos de esta liga. Y también nosotros tenemos que dar nuestra mejor versión. Venimos de hacer un buen partido en Caldes, hay que darle continuidad y sumar tres puntos más”, concluye.

El entrenador seguirá sin poder contar con Maxi Oruste, lesionado, al que se suman ahora los dos positivos, lo que complica de una forma importante el sistema de Copa, que tendrá una rotación más corta de la habitual ya que solo habrá dos recambios disponibles en el banquillo. Ayer se había anunciado que el argentino Nanu Castro, que habitualmente es el encargado de completar las convocatorias, viajaría con el filial, que también tiene muchas bajas. Las dos bajas podrían haber cambiado los planes.

Huelves debuta con el filial ante el Rochapea

Sergio Huelves se estrena como entrenador del filial del Liceo con la visita al Rochapea (18.00 horas) en la séptima jornada de la OK Plata masculina. En principio le toca un debut fácil, contra el colista, pero el navarro es un equipo muy rocoso que no lo pondrá fácil, sobre todo teniendo en cuenta las bajas con las que contará el conjunto verdiblanco, pendiente si finalmente tendrá a Nanu Castro o si este irá convocado con el primer equipo. No estarán ni Fran Torres, de viaje en Argentina, donde ha recibido la noticia de la convocatoria con la selección sub 19 de su país; ni Rubén Martín, lesionado. El equipo está en una situación privilegiada, en la segunda posición, y desde esa tranquilidad está dando la alternativa a los canteranos, como Mateo Paz, que jugó sus primeros minutos y además marcó. Iván Centoira ya lleva tiempo con un rol protagonista. El Rochapea, por su parte, acaba de ascender a la categoría y todavía está adaptándose, pero ya ha conseguido ganar en una plaza importante como Tordera. Dominicos y Compañía descansan porque adelantaron y ya jugaron sus partidos de esta jornada.

Asturias acoge el Campeonato de España

Asturias es escenario durante este puente de diciembre de los Campeonatos de España de selecciones autonómicas de la categoría sub 16 masculino y femenino que se disputarán entre Mieres y La Felguera. Galicia acude con aspiraciones en ambos, El combinado masculino, dirigido por José Ramón López, tiene pleno de jugadores coruñeses: Jacobo Copa, Marcos Pedreira, Antón López y Jacobo Pérez (Dominicos); Alejandro Pérez, Hugo Mareque y Anxo Chouciño (Compañía) y Jaime Méndez (Liceo). El femenino tendrá representación coruñesa con Claudia Sanjurjo (Dominicos), Aldara Pérez e Iria Torre (Compañía), Inés Temprano (Liceo), Celia Pinacho (Cambre) y Lucía Vela (Escola Lubiáns), completado el combinado de Ainhoa Marín por las santiaguesas Icía Brea y Alba Arosa (Raxoi).