Kiosco

La Opinión de A Coruña

Baloncesto - LEB Oro

Un muro anti Marc Gasol

La visita de mañana del exjugador de la NBA y la selección pone en alerta a los pívots del Leyma: “Tengo una idea de cómo defenderle”, dice Atoumane Diagne

Nick Ward, Javi Vega, Atoumane Diagne, Ashley Hamilton y Roeland Schaftenaar, el juego interior del Leyma Coruña. | // VÍCTOR ECHAVE

“No te cruzas con alguien como Marc Gasol todos los días”, reconoce Atoumane Diagne. El pívot del Leyma tendrá que ser uno de los encargados de intentar neutralizar a la estrella del Girona, pero también se deja atrapar por esa áurea que rodea al presidente y jugador del conjunto catalán, una leyenda en activo del baloncesto español. Cada vez que el 33 de la camiseta encarnada pisa una pista de la LEB Oro la expectación que se genera es enorme. Colgar el cartel no de no hay entradas en el Palacio de los Deportes de Riazor para el domingo a las 17.00 horas será complicado. El viernes todavía quedaban más de 1.500 localidades, la mayoría en las cuatro esquinas del pabellón. “Pero por más que vengan a ver a Marc Gasol, será gente de la ciudad la que esté, así que nos animará a nosotros”, apunta el senegalés. Si el Leyma, además, hace un buen partido, muchos se quedarán para lo que queda de temporada. El efecto Gasol convertido en el boomerang.

El anillo de la NBA, las medallas con la selección, los All Star... el brillo de Marc Gasol eclipsa todo lo que le rodea. Pero en A Coruña los hombres altos de Sergio García llevan semanas estudiando cómo pueden frenarlo. El técnico además cuenta con diferentes registros para el juego interior. Los centímetros de Diagne. El poderío físico de Nick Ward. Los movilidad de Roeland Schaftenaar. La experiencia de Javi Vega. Y la velocidad de Ashley Hamilton —si está recuperado de su lesión—. “Tengo más o menos mi idea de lo que se puede hacer para defenderle. He estado hablando con amigos que ya se han enfrentado a él. También he visto vídeos de sus partidos de este año. Desde luego, tengo muchas ganas de enfrentarme con él y físicamente daré lo mejor de mí. Pero después todos tendremos que seguir el plan que nos mande el entrenador”, analiza Diagne, sin querer dar más pistas.

El pívot del Leyma cree que Gasol, al que acostumbraba a ver a través de la plantilla en partidos de la NBA y la selección, “está en un buen momento”. “Da gusto verle jugar, sobre todo sus movimientos en el poste bajo y su tiro de media distancia”, señala el senegalés sobre los aspectos a los que tendrán que estar más atentos. “No es nada fácil defenderlo”, dice y apunta a que hay que tener sobre todo mucho cuidado con no excederse en las ganas y cargarse de faltas. Es cierto que, con 37 años, no es el mismo jugador de hace una década. “Con los años ha ido cambiando. Ya no hace muchas cosas que antes sí hacía. Pero no importa. Sigue siendo una leyenda”, destaca Diagne, “hay que ser muy bueno para estar tantos años en la NBA y en la selección española”.

El de Sant Boi prácticamente no necesita presentación. Hace ya mucho tiempo que dejó de ser el hermano pequeño de Pau Gasol para tener entidad por sí mismo en las pistas y fuera de ellas. Precisamente fueron los Memphis Grizzlies, donde había debutado su hermanos, los que le abrieron las puertas de la NBA, donde estuvo trece temporadas seguidas, con su punto álgido alcanzado en 2019 con el anillo logrado con los Toronto Raptors —también pasó por Los Angeles Lakers, como Pau—. El pívot, de 2 metros y 11 centímetros, también fue doble campeón del mundo y de Europa y doble subcampeón olímpico con la selección española. “Tenemos que estar muy concentrados y dar un paso al frente, no queda otra que trabajar más después de las últimas derrotas”, explica Diagne, que reconoce que al Leyma le falta continuidad y que, si quieren llegar al cien por cien al play off donde se decidirá el ascenso, tendrán que empezar ya a mostrar su mejor versión para, sobre todo, depender de sí mismos.

Para el Girona, la temporada se divide en antes o después de Marc Gasol. Antes, dos triunfos y siete derrotas. Después, diez de unos y cuatro de otras —aunque solo siete y dos (Estudiantes y Granada) fueron con él en la pista— para un balance de 12-11 que le deja el play off al alcance. Marc Gasol debutó el 3 de diciembre y firmó 19 puntos y 16 rebotes, además de 7 faltas recibidas, para 39 de valoración, en la victoria contra el Huesca (89-47). La semana siguiente se fue hasta los 12 puntos y 13 rebotes (22 de valoración) en un nuevo triunfo frente al Palencia (62-73). El Girona sumó el tercero seguido contra el Palma (98-77) y el ex NBA también hizo doble doble de 21 puntos y 10 rebotes (31 de valoración). Se cortó la racha contra el Estudiantes ante el que perdió (88-80). Esta vez los 23 puntos y 12 asistencias (39 de valoración) no fueron suficientes.

Se lesionó en el duelo contra el Lleida (derrota) y se perdió los partidos contra el Alicante (derrota); el Prat (victoria); el Castelló (victoria) y el Oviedo (victoria). Regresó el 13 de febrero con una presencia testimonial de siete minutos (y 4 puntos y 7 rebotes) en el triunfo contra el Melilla (78-71) y desde entonces el Girona encadenó otros tres partidos ganados. Contra el Almansa (87-93) con 19 puntos y 8 rebotes (31 de valoración); contra el Cáceres (86-80) con 17 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias y volvió al doble doble con 16 puntos y 10 rebotes en el 57-77 contra el Valladolid. La semana pasada ni el efecto Gasol pudo con el líder Granada (55-66) y se quedó en 11 puntos y 4 rebotes. Difícil, sí. Imposible, nunca.

Compartir el artículo

stats