Kiosco

La Opinión de A Coruña

Balonmano - ‘Play off’ de ascenso a División de Honor Plata

El OAR, a por la “machada” en Oviedo

Le esperan tres finales por el ascenso en menos de 72 horas: mañana contra el filial de Anaitasuna, el sábado ante el anfitrión y el domingo frente a Agustinos Alicante

La plantilla del OAR Coruña, en el pabellón de San Francisco Javier; de pie, de izquierda a derecha: Richard, Tello, Julián, Estepa, Martínez, Cibrán, Simón, Pedro, Francesco e Iago; agachados: Joel, Adrián, Efrén, Juan, Naya, Juanka, Pablo y Ramón. | // VÍCTOR ECHAVE

Tres finales en menos de 72 horas le esperan al OAR Coruña para cumplir su sueño de ascender a la División de Honor Plata, la segunda categoría nacional de balonmano. El equipo de Pablo Aguirregabiria debuta en el play off mañana (17.30 horas) contra el filial del Anaitasuna de Pamplona; el sábado (19.00 horas) se enfrentará al anfitrión, Unión Financiera Base Oviedo; y a la mañana siguiente, el domingo a las 10.30, cerrará la liguilla contra Fundación Agustinos Alicante. Todos los encuentros se disputarán en el polideportivo de Vallobín de la capital asturiana, donde el OAR intentará dar la sorpresa apeando a tres rivales de un potencial a priori superior al de la plantilla coruñesa. Solo el campeón del grupo ascenderá, así que no hay margen de error. “Va a haber mucha igualdad”, pronostica Aguirregabiria, muy esperanzado porque ve a su equipo “hipermotivado”, pero a la vez consciente de la dificultad de lograr el objetivo del ascenso: “Nos ha tocado un grupo realmente duro. En teoría partimos como el más flojo de los cuatro, pero aspiramos a que se nos vea y a que el trabajo salga bien para lograr el ascenso, que sería una machada en toda regla”.

El OAR optaba a convertirse en una de las sedes del play off para disputar sus tres partidos en A Coruña, pero finalmente tendrá que competir en la cancha del Oviedo, el “gran favorito” para subir a División de Honor Plata, a juicio de Pablo Aguirregabiria. “Es el rival a batir, confeccionado para ascender. Nosotros, en cambio, no hemos diseñado el equipo pensando en ese objetivo —argumenta—. De los 96 proyectos, solo doce aspiran a subir y únicamente tres lo consiguen. La dificultad de alcanzar ese logro es enorme. Pocos ascensos tienen tanta complejidad”.

Aun así espera llegar lejos —“lo vamos a pelear”, promete— y que la experiencia sirva para crecer a una plantilla muy joven, con cinco juveniles y cuatro jugadores júnior a sus órdenes. “Se aprende mucho en estos tres días”, afirma el entrenador del OAR, que analiza así a sus tres rivales por el ascenso:

Helvetia Anaitasuna B (mañana, 17.30 horas). “El 40% de sus jugadores están tocando los entrenamientos de su primer equipo de Liga Asobal. Tienen una calidad técnica excepcional y una preparación física muy por encima a la de los demás. El único pero es su juventud”.

Unión Financiera Base Oviedo (sábado, 19.00 horas). “Es un equipo contrastado que lo tiene todo. Tiene dos extremos con experiencia en Asobal, Ortega y Nacho Huerta, que son rapidísimos y rompen en contraataques. Tienen una defensa dura, agresiva y compacta, y potencial en el lanzamiento exterior”.

Fundación Agustinos Alicante (domingo, 10.30 horas). “Es un equipo habituado a ganar en situaciones complicadas y con experiencia en División de Honor. Una gran escuela de este deporte, una de las cunas del balonmano español”.

Compartir el artículo

stats