Juan Copa se emocionó al dedicarle el título de liga a su mujer y a su hijo cuando hablaba para la Radio Galega al concluir el partido en la pista del Reus. El técnico verdiblanco sabe todo el trabajo que hay detrás de ese trofeo: “Fue una temporada tremendamente dura, pero esto es un equipazo. Sabía que podíamos conseguir algo grande y conseguimos la liga, que es algo muy complicado”.

Esta es su primera liga desde el banquillo del Liceo. Ha llevado al equipo a la final del play off y tres partidos le han bastado para cerrar la eliminatoria. El de ayer no fue fácil. “No entramos bien. Es lógico, por el ambiente. Fuimos recuperando poco a poco y nos hicimos dueños del partido. En la segunda parte fuimos superiores”, analizó el entrenador, que destacó la actuación del portero Carles Grau, aunque reconoció que “todo el equipo estuvo impresionante”. “Me siento muy orgulloso de entrenar a estos jugadores y de ser coruñés”, se sinceró.

Copa también tuvo palabras para la afición, que en los dos partidos anteriores llenó el Palacio de los Deportes de Riazor y en la jornada de ayer les acompañó tanto de cerca como a mil kilómetros de distancia. “Muchísimas gracias a la afición que estuvo aquí y a la de A Coruña. El play off ha sido un éxito”, comentó el técnico verdiblanco, que insistió en el “poder mental” de sus pupilos “en los momentos complicados”.

Además de a su mujer y a su hijo, Juan Copa dedicó el título a Vicente Torres, padre del capitán, que falleció en octubre: “Sabíamos que íbamos a dedicarle algo grande”.