Goran Filipovic, base croata de 26 años, es una de las bombas del Leyma Coruña en el mercado de este verano. El conjunto naranja incorpora al codiciado director de juego, en la lista de preseleccionados de su país para el próximo Eurobasket. De hecho, si pasa el corte no podrá empezar la pretemporada al mismo tiempo que sus compañeros ya que está prevista que arranque el 1 de septiembre, mismo día en el que echará andar la máxima competición continental por selecciones, por lo que habría que esperar a que su participación llegara a su fin. Diego Epifanio ya cuenta para el puesto con Álex Hernández, en proceso de recuperación de su lesión, e incluso Olle Lundqvist, que puede actuar tanto de base como de escolta. Junto a ellos ya están confirmados Javi Vega, Atoumane Diagne, Aleix Font y Alejandro Galán.

Será prácticamente la primera experiencia del croata lejos de los Balcanes. Filipovic, de 1,83 altura, pero un jugador que destaca por su capacidad atlética, debutó a nivel profesonal en el KK Split de su país (la mítica Jugoplastika), donde permaneció cinco temporadas y desde donde se marchó al HKK Siroki de Bosnia. De allí, donde ganó la liga, recaló en Rumanía de la mano del SCMU Craiova para regresar, ya el año pasado, a Croacia para jugar en el KK Cedevita de Zagreb. Promedió 13,2 puntos y 5,5 asistencias con unos porcentajes de acierto muy destacados en el triple (42%).

"Es un jugador en continua progresión que destaca por su liderazgo, dirección y control del tempo en los partidos, un aspecto esencial para el Leyma 2022-23", destaca el club en un comunicado en el que añade: "Es talentoso, gran pasador y tiene muy buena lectura de juego, lo que le permite generar ventajas en ataque para sus compañeros y en situaciones de uno contra uno en el perímetro. Su progresión y madurez en el juego ha venido acompañada de un creciente nivel de acierto en el lanzamiento de 3 puntos".