El Viaxes Amarelle perdió ayer en Burela por 2-0 su primer partido amistoso después de dos semanas de pretemporada en la que el conjunto naranja intentará prepararse para llegar en las mejores condiciones posibles al inicio de la competición en Primera División femenina en el que es su regreso a la máxima categoría.

A finales de este mes, el día 28, el equipo dirigido por Jorge Basanta tendrá ya su primera prueba oficial al medirse al A Fervenza en la primera fase de la Copa Galicia.