Kiosco

La Opinión de A Coruña

Adiós a Zach Monaghan: el "coruñés de Chicago" no seguirá en el Leyma

Zach Monaghan deja el Leyma Coruña LEYMA CORUÑA

En una ciudad en la que el baloncesto necesitaba arraigo y que anhelaba que su Palacio cogiese temperatura, Zach Monaghan era el abono, el combustible. Ese jugador genial, de rachas, de momentos calientes, que conectaba con la grada y que era consciente de que su figura trascendía a la pista. Fue el referente de una generación que poco a poco fue tiñendo su corazón de naranja, mientras el Básquet Coruña se hacía un nombre en la LEB Oro e incluso coqueteaba con la ACB. El Leyma decide no contar con Monaghan y se despide por tercera vez de este "coruñés de Chicago", como él mismo se definió, al que le invade "la morriña" cada vez que está mucho tiempo lejos de A Coruña. La marcha de un Monaghan, diluido por las lesiones y que fue perdiendo peso y protagonismo en el equipo la pasada temporada, es la imagen más visual y fehaciente de la metamorfosis que ha decidido emprender este verano el Leyma. En un club por filosofía continuista, ya no sigue el entrenador y se mantienen únicamente tres jugadores de la pasada campaña: Álex Hernández, Javi Vega y Atoumane Diagne. Son tiempos de cambio en el Palacio y ni un referente como Zach resiste esos vientos que soplan con fuerza.

Y no se marcha solo el segundo jugador que más partidos ha jugado en LEB Oro con el Leyma, el máximo anotador y asistente histórico, no solo se va uno de los capitanes con seis temporadas en tres etapas en A Coruña, deja la disciplina naranja un deportista que ha calado en la ciudad por mucho más que sus cualidades deportivas. Lejos queda el impacto inicial que causó verle tatuada la Torre de Hércules en uno de sus brazos, nada más aterrizar en A Coruña. Entonces era consciente de que el baloncesto profesional le iba a deparar una vida nómada y esos trazos de tinta suponían el primer sello de un pasaporte que iba a tener mucha actividad. Pronto A Coruña y el Palacio fueron adueñándose de él y haciéndole pensar que también se podía echar raíces, lejos de Illinois y a pesar de haber elegido una profesión tan volátil. Una breve aventura en Estados Unidos y dos experiencias en Bélgica y Bulgaria le hicieron valorar lo que tenía en el Palacio. No solo era llegar, era dónde y con quién. Y esta última etapa es la que ha visto a un Monaghan, quizás más implicado, pero menos explosivo y diferencial en la pista.

Monaghan CARLOS PARDELLAS

Mientras se introducía en el día a día de San Roque, paseaba con su perro por el paseo marítimo, sorprendía con sus cualidades actorales en algún vídeo del club, participaba en la construcción junto al Concello de A Coruña de una pista cerca de su casa e incluso viajaba para celebrar una liga con el Liceo en Reus, su impacto en el equipo era cada vez menor.

Se perdió gran parte del final de liga y el paso de las semanas en la planificación y el goteo de fichajes habían convertido en un secreto a voces lo que ha hecho oficial el Leyma justo cuando cierra su plantilla y Zach desliza en sus redes sociales que seguirá un año más en España. Monaghan se marcha. Seguro que no muy lejos de A Coruña, ya no puede.

Monaghan CARLOS PARDELLAS

Compartir el artículo

stats