El mundo del hockey sobre patines está de luto y se unió para mostrar su dolor y enviar sus condolencias al equipo del Caldes y a los familiares y amigos de Alexandre Acsensi, de 29 años, tras el conocimiento de la noticia de su fallecimiento en un accidente de tráfico. El vehículo en el que viajaba el jugador, que el sábado había participado en la victoria por 3-4 ante el Sant Cugat, se vio implicado en la mañana del domingo en un choque frontal, según informó el Servicio Catalán de Tráfico, que ahora investiga las causas de un siniestro en el que también resultaron heridas otras cuatro personas, entre ellas su compañero de equipo y capitán del Caldes Xavi Rovira, también de 29 años, y que fue trasladado a un hospital sin heridas de gravedad.

Alexandre Acsensi siempre estuvo ligado al equipo del Caldes, desde la formación hasta la OK Liga, donde durante las últimas temporadas jugó mano a mano junto a su hermano pequeño Roger, que el pasado verano decidió aparcar los patines para centrarse en la carrera de Medicina. También coincidió allí con Sito Ricart, ahora en las filas del Liceo, con el que tendría que reencontrarse el próximo sábado en el Palacio de los Deportes de Riazor.

“Desde el Deportivo Liceo deseamos mandarle el mayor de los abrazos a la familia y a los amigos de Alexandre Acsensi. Muchísimo ánimo también para la buena gente del Caldes en estos momentos tan duros. Descanse en Paz”, escribió ayer en Twitter el equipo coruñés, que enviará unas flores a sus allegados. En el encuentro entre ambos del sábado se guardará un minuto de silencio en su memoria. El Caldes ha aplazado el partido que tenía que jugar el martes en su feudo contra el Noia correspondiente a la décima jornada.