Miguel Fernández Vasco fue elegido como el mejor deportista del Real Club Náutico de La Coruña en la anual Cena del Regatista que celebra la institución coruñesa para premiar a sus miembros más destacados de la temporada. El vigente campeón de Europa de finn acaparó varios de los reconocimientos de la noche del pasado miércoles, teniendo que salir a recoger galardones hasta en tres ocasiones. El último, el más importante, el que le reconoce como el mejor del año. “Miguel, creo que vas a tener que ampliar la vitrina”, bromeó el comodoro Jorge Etcheverría antes de la entrega de premios. Un buen pronóstico porque se hizo de nuevo con el galardón en un año en el que también fue campeón gallego y subcampeón de España y de la Copa de España de finn, además de lograr el subcampeonato gallego de J80 junto a Esteban Martínez de la Colina, Jaime Herrero y Roberto Bermúdez de Castro.

Los galardones fueron entregados por Gonzalo Trenor, delegado Territorial de la Xunta, Javier Celemín, concejal de Educación, Gonzalo Guillén, capitán Marítimo y el presidente del Náutico Fernando Cobián acompañado de la Junta Directiva. Entre las menciones especiales destacan la concedida a la periodista María Varela de LA OPINIÓN por sus informaciones sobe la vela, así como a Miguel Fernández García por su apoyo incondicional con las regatas del club. La última fue entrega a la exconcejal de Deportes Mónica Martínez por su incondicional apoyo en el fomento de la vela.

David Rivero fue galardonado por el subcampeonato de Francia y el nacional máster de la clase finn; Mauro González Regueral por su tercer puesto mundial juvenil de snipe; Marta Torres por el subcampeonato del mundo de la clase vaurien; y el joven Fernando González del Castillo como ganador de la Semana Internacional del Atlántico y campeón gallego de optimist. Además Andrés Soto recibió el Trofeo Finisterre por ser el vencedor de la regata más larga de Galicia, entre A Coruña y Vigo, con su barco Gómez Mostley.

En sus palabras tanto Fernando Cobián y el comodoro Jorge Etcheverría pusieron en valor el trabajo que hace la Escuela de Vela, que dirige Chuco Pérez Lafuente, por la que han pasado más de 35.000 jóvenes, que está abierta a toda la socieda y que sigue siendo el motor de la formación y práctica de este deporte del noroeste español.