Estaba marcado en rojo como uno de los momentos cumbre de la primera vuelta, aunque hubiera que esperar a la última jornada, la visita del San Pablo Burgos al Palacio de los Deportes de Riazor (21.00 horas). Un equipo que las últimas temporadas militó en la ACB, que incluso levantó dos títulos continentales y que armó una plantilla cargada de talento para afrontar el reto de la vuelta a la máxima categoría. Pero que se encontró con que la LEB Oro no es tan fácil como parece. Con nueve victorias y siete derrotas, el mismo balance que el Leyma pero con los naranjas por encima en la clasificación, llegan con muchos apuros y los coruñeses intentarán aprovecharse de ello.

“Son una de las mejores plantillas de la competición, si no la mejor”, avisa Diego Epifanio, que comenta que el trabajo de los suyos durante la semana, después de perder en Palencia, ha sido bueno. “Sinceramente no sé qué partido nos vamos a encontrar”, analizó el técnico. “Pensando en nosotros mismos, queremos competir de tú a tú a un gran equipo, sabiendo que tienen muchas virtudes. Vamos a tener que estar pendientes de muchos jugadores”, dijo y enumeró a Rupnik; los Álex (López y Barrera), Hermanson, Kacinas y Mahalbasic. “Nos va a exigir mucho a nivel de focalizar la atención en las situaciones individuales, en intentar parar su talento e intentar explotar nuestras virtudes: pelear el rebote en los dos aros, intentar tener nuestro ritmo, que nos sintamos cómodos, compartir el balón y tener acierto”, analizó.

En cuanto al camino del Leyma, el entrenador reconoció los problemas en los últimos cuartos. “Estamos trabajando mucho, en intentar ser ordenados sin renunciar a nuestra esencia de correr, intentar castigar los primeros segundos, intentar jugar ordenados... Creo que cada uno ya va entendiendo cuáles son las virtudes que tiene individualmente y lo que tiene que poner al servicio del equipo para intentar sacar el mejor rendimiento ofensivo”, indicó y animó a que el público vaya al Palacio: “Va a ser un gran partido y nuestra afición va a ser otra de las claves”.