El Liceo afronta un doble desplazamiento a Cataluña este fin de semana en las OK Ligas, con el partido del equipo femenino en Sant Cugat a las 16.00 horas y el del masculino en Girona a partir de las 20.00 horas. Para las verdiblancas, después de atar el objetivo de clasificarse para la Copa de la Reina, supone el estreno de la segunda vuelta. Y para ellos, ya el segundo encuentro de la segunda parte de la competición, a la que llegan en su mejor momento de forma, y el último examen antes del estreno la próxima semana en la Liga Europea en Oliveira de Azemeis.

Las primeras en jugar serán las pupilas de Stanis García. El equipo femenino logró la semana pasada una goleada frente al Bigues que les sirvió no solo para clasificarse para la Copa de la Reina, sino para acabar con una cierta sequía ofensiva con diez tantos, la mitad obra de Alba Garrote. Ahora inician una segunda vuelta en la que el que la meta es, desde la sexta plaza en la que están instaladas las coruñesas, intentar alcanzar las cuatro primeras posiciones de las que ahora les separan 8 puntos.

El Sant Cugat, por su parte, está en una lucha un poco más abajo. Tiene 12 puntos —19 el Liceo— y viene de perder con el Manlleu la semana pasada. Con polémica. Como le había pasado a las propias verdiblancas en la jornada anterior. En la primera vuelta, en el estreno de la competición, el conjunto coruñés se impuso por 1-0 con tanto de Marlena Rubio, por lo que se puede esperar un encuentro muy igualado entre ambos.

Más tarde, a las 20.00 horas y en Girona, los jugadores de Juan Copa saltarán a la pista con el mismo objetivo de siempre: sumar los tres puntos. El Liceo es segundo y antes que pensar en intentar acercarse al Barça, a siete puntos, tiene que centrarse en asegurar el subcampeonato ante el acoso de Noia y Reus, que le pisan los talones a dos puntos. En principio, el duelo ante los gerundenses, liderados desde la portería por el veterano (47 años) Jaume Llaverola, es desigual, ya que solo han ganado tres partidos. En el Palacio de los Deportes de Riazor, en la primera vuelta, los verdiblancos se impusieron por 6-1. Por aquel entonces el equipo coruñés todavía estaba en fase de acoplamiento pero ahora llega en su mejor momento, lanzado hacia la fase decisiva de la temporada en la que empiezan a decidirse todos los títulos. El técnico liceísta contará con todos sus efectivos, con Fran Torres como el descarte de esta semana previa al debut continental, el jueves contra el Oliveirense.