Hockey Patines - OK Liga

El Liceo, ante la revelación

El recién ascendido Sant Just le precede en la tabla y no perdió aún | Busca su primer triunfo fuera | Dava, en la expedición

El Liceo celebra un gol ante el Rivas. |  // VÍCTOR ECHAVE

El Liceo celebra un gol ante el Rivas. | // VÍCTOR ECHAVE / Carlos Miranda

Carlos Miranda

Carlos Miranda

La OK Liga acaba de arrancar, pero pocos podían imaginar que, al asomarse el mes de competición, el Sant Just miraría hacia abajo para ver al Liceo en la clasificación. El equipo barcelonés, que cuenta con el exliceísta Fernando Pujalte como director técnico y con su hijo Joan en la pista, se estrena esta temporada en la máxima categoría tras un ascenso histórico, pero no le ha pesado su bisoñez en un arranque de mérito y cuajo y es uno de los conjuntos invictos que persigue al todopoderoso Barcelona. Dos victorias y un empate que suponen un mayor botín que el cosechado hasta ahora por un Liceo que se ha mostrado firme en el Palacio de los Deportes de Riazor, pero que cayó a domicilio en su única salida ante el Calafell. Juan Copa y sus hombres aún no se explican muy bien qué pasó en su día en la pista del Joan Ortoll. El sábado (20.00 horas) tendrán la oportunidad de estrenar el casillero de triunfos a domicilio.

El conjunto verdiblanco sigue sin poder contar para este duelo con Bruno Saavedra, internacional sub 19 español y fichado este verano del Dominicos, que sufrió una lesión de consideración hace un par de semanas en el hueso escafoides de una de sus manos. El periodo estimado de baja es de dos meses, con lo que el coruñés se incorporará a la dinámica del equipo para el tramo final de este 2023. El Liceo ha visto, al menos, como Dava Torres, su goleador, capitán y guía, sí que se unía a la expedición para este duelo, camino de Barcelona. Ha estado entre algodones las últimas semanas por unas molestias y se quedó en el banquillo el pasado fin de semana ante el Rivas en el Palacio. El Liceo supo reponerse a su baja y le ganó con autoridad al equipo madrileño con una gran actuación de Fabricio Ciocale. Sus goles y los de puntales como Pablo Cancela o César Carballeira serán vitales en este encuentro y en este inicio de campeonato, ya que es una incógnita lo que podrá utilizar Juan Copa al internacional español lastrado por los contratiempos físicos en este mes de octubre. El técnico ya expresó de manera pública después del último duelo en A Coruña que pensaban en acudir al mercado de fichajes. Pero mientras no llega ayuda de fuera, el Liceo apela a la fuerza de un grupo que ha dado muestras de firmeza y de un gran instinto de superación en las adversidades.

Si hace una semana le tocó al Liceo medirse a un recién ascendido, en esta ocasión repite, pero las circunstancias son muy diferentes. El equipo de Mia Ordeig regresa a su pista, La Bonaigua, donde casualmente ha jugado el único partido de esta liga en el que no se ha llevado la victoria. Rescató un empate ante el Calafell (3-3) como paso previo a los triunfos a domicilio ante Rivas (2-3) y Mataró (3-5). En sus filas cuenta con el máximo goleador del campeonato. Es Cristian Rodríguez, un veterano de 35 años con una larga trayectoria que incluye incluso el Vigo Stick. Lleva siete goles en tres partidos y es una de las muchas amenazas de un Sant Just que no quiere bajarse de la nube.