Boxeo - Coruña en Loita IV

Moukoko reina en el frontón

El camerunés venció a los puntos a Diego Jair Ramírez en el combate estelar

Dani Moukoko, en el cuadrilátero durante su pelea contra Diego Jair Ramírez.

Dani Moukoko, en el cuadrilátero durante su pelea contra Diego Jair Ramírez. / LOC

Daniel Abelenda Lado

Daniel Abelenda Lado

Coruña en Loita abarrotó este sábado por la noche el frontón de Riazor con cientos de aficionados y amantes del noble arte que se congregaron para vivir una velada, la cuarta, que cerró igual que las anteriores: con Dani Moukoko como gran triunfador sobre el centro del cuadrilátero.

El árbitro levanta el brazo de David Díaz, que ganó su combate. |  // LOC

El árbitro levanta el brazo de David Díaz, que ganó su combate. / LOC

El boxeador camerunés venció a los puntos al veterano púgil colombiano Diego Jair Ramírez. Moukoko, que se tomó el primer asalto de tanteo para estudiar a su adversario, cocinó la victoria a partir del segundo round, cuando demostró en todo momento que era el dueño y señor del encordado. Consiguió derribar en varias ocasiones a Ramírez, que sintió de forma especial un impacto en el hígado en el tercer asalto ante el que el árbitro estuvo cerca de detener la contienda.

Ramírez, que recibió tres cuentas de protección a lo largo todo el combate, se recompuso y, a pesar de que apenas fue capaz de poner en aprietos al peleador de casa, consiguió llegar entero al límite de los seis asaltos pactados para el evento estelar.

En la antesala del evento principal, Diego Cruz, del Club Stadium, se impuso a los puntos al padronés Iván Pasín. Wilker Faña, del Cidade de Lugo, derrotó a Noé Rodríguez en uno de los combates de la noche por la intensidad de los intercambios de golpes.

Entre los boxeadores de Azteca Box hubo división de resultados en la velada. David Díaz finalizó en cuestión de segundos al ovetense Diego Barreiro. El coruñés resolvió la pelea en el primer asalto del que era su regreso a los cuadriláteros tras un año apartado por una lesión de rodilla. Por su parte, Noé Blanco se impuso en el primer duelo neoprofesional de la noche a Juan Iñarrea. En amateur, Gorka Papín venció a Daniel Antelo por lanzamiento de toalla desde la esquina de su rival y Álvaro Pampín superó a los puntos al portugués Joao Pedro Martins.

En la única pelea femenina del cartel, Paula Martín revalidó su victoria a los puntos ante la compostelana Silvia Alonso. La cruz para el gimnasio coruñés se la llevó Brais Rivas, que perdió a los puntos con una controvertida decisión dividida en favor de su rival, Jesús Hernández, del Club Garage.

La parte baja de la cartelera se completó con el triunfo de Daniel Seoane sobre Adrián Garrido por decisión unánime, la victoria de Cristian Teira frente a Nacho Martínez por decisión dividida y la de Andrés Bonigno sobre Santiago Alonso a los puntos.

[object Object]

El frontón de Riazor rindió un sentido homenaje a Dagoberto Moll en uno de los intermedios por ser el único jugador todavía con vida del Deportivo que fue subcampeón de Liga en 1950. El exfutbolista uruguayo, de 96 años, recibió el calor del público desde el ring, donde aseguró que, de elegir otro sitio para nacer que no fuese su Montevideo natal, hubiese escogido A Coruña. Esta cuarta edición de Coruña en Loita también reconoció la figura de Walter Rubén López en el mundo de los deportes de contacto.