Balonmano - Primera Nacional Masculina

Las ocho finales del OAR

“Va a estar reñido y divertido”, apunta su entrenador Marcos Rodríguez

Juan Carlos Rodríguez lanza a puerta en el duelo ante Porriño en el San Francisco Javier. |  // ARCAY/ROLLER AGENCIA

Juan Carlos Rodríguez lanza a puerta en el duelo ante Porriño en el San Francisco Javier. | // ARCAY/ROLLER AGENCIA / Carlos Miranda

Carlos Miranda

Carlos Miranda

El Attica 21 OAR A Coruña insiste e insiste: no renuncia desde la humildad al ascenso a División de Honor Plata. Como cada año, pelea en la parte alta de la tabla por hacerse con una de las dos primeras plazas antes de una fase de ascenso en la que se decide todo en un fin de semana. Pero para llegar a estar entre los elegidos en esa cita de final de temporada debe pelear cada palmo en las ocho próximas jornadas con Lanzarote y Teucro como grandes rivales. Dos plazas para tres equipos y el OAR no se quiere quedar fuera. “Va estar reñido y divertido, no creo que se decida hasta el final”, apunta Marcos Rodríguez, entrenador de los coruñeses.

El Attica 21 OAR, después de algún titubeo, salió reforzado el pasado fin de semana al ganar por la mínima al Reconquista de Vigo en pista ajena: 27-28. Su técnico reconoce las dificultades y que hubo instantes en los que no vio sobre el parqué lo que deseaba, pero el desenlace sí que fue el anhelado. “Fue un partido muy igualado. En la primera parte no estuvimos bien, no tuvimos un buen ritmo de ataque. En los primeros 15 minutos de la segunda sí que pudimos hacer lo que habíamos hablado, pero al final nos apretaron. Hicieron incluso un lanzamiento que podía haber sido el empte, pero lo paramos y estaba fuera de tiempo”, razona tras el triunfo ante el cuarto clasificado, el equipo que le sigue en la tabla y que queda prácticamente en la lucha por el ascenso tras esta derrota.

El equipo coruñés cuenta ahora mismo con 36 puntos, los mismos que el Teucro, segundo y al que aún se debe enfrentarse tras ganarle a domicilio en la primera vuelta. “Ese partido va a ser el 24 de marzo. Hay más encuentros por el medio y todos nos podemos dejar puntos, pero ese está claro que va a ser el decisivo. El Teucro también tiene que ir a jugar a Lanzarote y nosotros a Cangas a enfrentarnos al Luceros, que aunque no está arriba, es un rival peligroso”, asegura. El Lanzarote, quien solo ha perdido dos partidos, tiene cuatro puntos más que coruñeses y pontevedreses, quienes han caído en cuatro encuentros.

A pesar de estos reveses y la desventaja, Marcos Rodríguez ve al grupo reforzado: “Ganamos en Vigo, vencimos en Galdar. Con estos partidos subes en confianza y te vas acercando a la forma física y mental que necesitas. Estamos fuertes, unidos y cohesionados”.