Hockey sobre patines - F4 Champions

2-0 | El enemigo, de casa para el HC Coruña

Dos goles de la coruñesa María Sanjurjo le dejan sin final europea

María Sanjurjo celebra uno de sus dol goles con el Fraga contra el HC Coruña.

María Sanjurjo celebra uno de sus dol goles con el Fraga contra el HC Coruña. / Germán Barreiros / Roller Agencia

El Palacio de los Deportes de Riazor es como el patio de la casa de María Sanjurjo. Y dos goles suyos decidieron ayer la semifinal entre el Fraga y el HC Coruña. El enemigo, de casa. Porque a la internacional coruñesa le tocó ser la verdugo de sus excompañeras. Al conjunto de Stanis García le faltó gol y esa pizca de suerte necesaria en las grandes ocasiones. Aguantó bien en la primera parte. En la segunda, cuando se desataron las hostilidades, tuvo un par de ocasiones claras. El Fraga fue más eficiente (2-0). Y hoy luchará por el título con el Vila-sana (12.00 horas).

Las jugadoras del HC Coruña, tristes tras la eliminación.

Las jugadoras del HC Coruña, tristes tras la eliminación. / Germán Barreiros / Roller Agencia

El partido se decidió en la segunda parte. La primera sirvió para calibrar fuerzas. El inicio, para despejar la duda en la portería. Fue Viki Caretta la que se puso el casco. La meta italiana sufrió hace unas semanas un accidente doméstico con un corte en una pierna y se había perdido los últimos partidos. Pero ella quería estar. Y apuró con sus médicos para no perderse la cita. La muro de Bassano es una de las razones del éxito del HC Coruña. Y desde las primeras jugadas dio una enorme sensación de seguridad. Las locales —aunque visitantes en el marcador— intentaron hacer valer la potencia de Anna Bulló. Pero el Fraga estaba bien posicionado en defensa y no cedía ni un solo metro. Frente a frente estaban dos equipos con unas características muy similares. Los dos muy ordenados y con un gran sacrificio defensivo. La orden era no arriesgar, por lo menos no hasta que no fuera necesario. La primera parte era, sobre todo, para no encajar. Y ambos cumplieron a la perfección. Con solvencia. No extrañó el 0-0 al descanso.

Segundo tiempo con más movimiento

Tras él llegó el momento de acelerar. El segundo tiempo no se pareció en nada al primero. Ya la salida del HC Coruña fue una completa declaración de intenciónes: “llegamos vivas hasta aquí, ahora vamos a por más”. La primera ocasión clara fue para ellas. Cris Diz salió disparada a la contra. Le acompañaba por el otro lado Anna Bulló. La coruñesa esperó al momento oportuno para darle el pase al segundo palo, pero la catalana no enganchó bien el tiro, demasiado mordido, raso, sin problemas para una atenta Anna Ferrer. Algo parecido a un rebote con el que se encontró Bea Gaete, con un remate demasiado suave.

Bea Gaete y María Sanjurjo luchan por la bola.

Bea Gaete y María Sanjurjo luchan por la bola. / Germán Barreiros / Roller Agencia

Había cambiado el ritmo del partido, mucho más dinámico, transiciones rápidas de un lado a otro de la pista. Era lo necesario, poner un poco más para intentar marcar primero. Avisó el Fraga con una jugada individual de Aina Arxé a la que le faltó poco para abrir el marcador. El privilegio estaba reservado para una coruñesa, aunque no del equipo de la ciudad, sino del oscense. María Sanjurjo estaba muy atenta a un rechace en el segundo palo. Una jugada desafortunada, porque un roce en el área desvió lo justo la bola para que Caretta, ya preparada para pararla, no pudiera reaccionar y la internacional española pusiera el 1-0.

Fueron unos minutos trágicos para el HC Coruña. Bea Gaete vio azul. Aunque Caretta detuvo la directa de su excompañera Sanjurjo, en inferioridad volvió a anotar la coruñesa, decisiva. Las de Stanis García no se rindieron. Buscaron el gol que les metiera de nuevo en el partido. Alba Garrote lo tuvo cerca en una jugada individual. Pero igual que la semana pasada en la Copa de la Reina, les faltó gol y lo pagaron caro. Al HC Coruña le toca seguir intentándolo. Este es solo su primer año de vida. Y ya ha demostrado que es un proyecto, deportivo y social, que va muy en serio.

El Vila-sana celebra un gol ante el Palau.

El Vila-sana celebra un gol ante el Palau. / Germán Barreiros / Roller Agencia

El Vila-sana golpea primero, se impone al Palau por 3-0 y luchará por el título

El Vila-sana se convirtió ayer en el primer finalista de la Final a Cuatro de la Champions que se está disputando en el Palacio de los Deportes de Riazor al imponerse al Palau, favorito y que venía de ganar la Copa de la Reina la semana pasada, por 3-0. El conjunto dirigido por Lluís Rodero se adelantó en el marcador en el primer minuto con un gol de potente disparo de una de sus figuras, la argentina Luchi Agudo. Con el marcador a favor, se encontró muy cómodo y su portera fue un muro. Aunque tampoco el Palau tuvo suerte porque mandó un penalti al palo. En el segundo tiempo, fue el Vila-sana el que no aprovechó una pena máxima. La bola parada se atragantó a ambos y cuando el marcador es tan corto, acaba siendo decisivo. Palau no aprovechó un segundo penalti y a la contra, sentenció el Vila-sana con el gran talento de Gime Gómez y después por medio de Daiana Silva.