Natación - Aguas abiertas

Chocolate amargo para María de Valdés

Defendía la plata pero acabó cuarta por tres décimas en los 5 kilómetros del Europeo

María de Valdés, en el Campeonato de Europa de aguas abiertas. |  // LA OPINIÓN

María de Valdés, en el Campeonato de Europa de aguas abiertas. | // LA OPINIÓN

María de Valdés se tuvo que conformar con la cuarta posición, la amarga medalla de chocolate, en los 5 kilómetros en aguas abiertas del Campeonato de Europa que se está disputando en Belgrado (Serbia). La nadadora andaluza afincada en A Coruña, vigente subcampeona del mundo, defendía la plata lograda hace dos años en Roma. Planteó la prueba de una forma valiente, intentó incluso atacar el oro en la última recta, y finalmente no pudo resistir el empuje final de Bettina Fabian y cedió el bronce en la brazada final por solo tres décimas.

Primera fue la alemana Leonie Beck, que hizo doblete ya que el día anterior había vencido en los 10 kilómetros (la del CN Liceo fue octava). La plata correspondió a la italiana Ginevra Tadeucci, que fue la encargada de romper la carrera en la última vuelta. Y el bronce se lo llevó la húngara Bettina Fabian, que pasó a la andaluza en los últimos metros. La otra española, Ángela Martínez, que fue cuarta en los 10 kilómetros, acabó sexta.

De Valdés no se escondió y dio la cara en todo momento. En la segunda de las tres vueltas al circuito, fue tirando del grupo. Puso a todas las rivales en filia india. Seguramente no quería una llegada al esprint, ya que la alemana ya ha demostrado que es letal en estas circunstancias. Cuando empezó el último giro, Beck se puso al frente, solo seguida por Tadeucci mientras parecía que María pasaba apuros y que incluso se le echaba encima el grupo perseguidor.

La nadadora del CN Liceo se repuso a ese mal momento y volvió a cogerle el pulso a la carrera. En la contrarrecta, Tadeucci, como un molinillo, intentó romperla. Detrás de ella se situó De Valdés, ya por delante de Beck. En esas posiciones afrontaron el último giro de boya. Parecía que incluso María estaba en disposición de luchar por el oro. Hasta el ataque final de Beck. La alemana sobrepasó a Tadeucci para firmar su doblete. La italiana aguantó la plata. Y en la lucha por el bronce, en unos metros finales en los que hubo de todo, la húngara Fabian se echó encima (literalmente) de la coruñesa de adopción, que acabó cuarta.

María de Valdés cerrará su participación en Belgrado el sábado en la prueba de relevos con el equipo español de 4x1.500 metros. Su siguiente objetivo serán los Juegos Olímpicos de París 2024. La distancia de 10 kilómetros en aguas abiertas se disputará el día 8 de agosto. Tiene casi dos meses por delante para afinar la puesta a punto. Pero en Belgrado ya demostró estar en un buen momento de forma.