Baloncesto - ACB

Charlie Uzal: “Solo duermo cuatro horas al día”

Compagina estas semanas su nuevo puesto de director deportivo del Leyma con el de ayudante de la selección de Angola, que prepara el Preolímpico

Charlie Uzal, con Angola.

Charlie Uzal, con Angola. / La Opinión

Hace cuatro años que Charlie Uzal decidió por motivos personales hacerse a un lado en el organigrama del Leyma y dejar de ser entrenador ayudante. “Fui padre y el club necesitaba dedicación absoluta que yo no podía dar para hacer bien mi trabajo. Para hacerlo regular, preferí no hacerlo”, recuerda. Porque no era uno sino dos los hijos que había tenido de golpe. “Quien no tenga gemelos no puede saber lo que hablo”, bromea. Pero ahora vuelve a dar un paso al frente. Hombre de club, donde lo ha hecho ya casi todo durante sus 19 años en él —jugador, delegado, entrenador de base y ayudante—, asume el puesto de director deportivo y la responsabilidad de confeccionar la primera plantilla de la historia en la ACB. Desde la concentración de la selección de Angola en Portugal, donde prepara el Preolímpico, tiene que sacar tiempo para su trabajo de asistente con el de visionado y clasificación de candidatos para el equipo naranja. “Hay agentes que nos mandan listas de más de cien jugadores”, dice. Así que tiene poco tiempo para descansar: “Estoy durmiendo solo cuatro horas al día”.

La configuración de la plantilla, de momento, avanza despacio. “Con paso lento pero seguro”, aclara. Cree que lo más importante es no equivocarse. “Hemos visto muchos jugadores. Alguno ya está cerca. Lo primero es saber los que se quedan. Pero aún no está cerrado”, apunta. Toda la información está en un excel en el que han hecho cuatro o cinco equipos, según variantes de cupos, y en el que incluyen todas las alternativas y clasifican a los jugadores por orden de preferencia. “Acabamos de ascender y somos los últimos a los que escuchan. Y primero van los que juegan Europa. Así que a lo mejor el jugador que ahora es imposible, dentro de un mes, puede ser una realidad. No hay que precipitarse”, insiste.

Ya había hecho este trabajo en LEB Oro. “Al principio fue igual, cuando llegamos éramos los últimos y teníamos que buscar jugadores debajo de las piedras. Estas últimas dos o tres temporadas ya pasamos a ser la segunda o tercera opción de los jugadores”, recuerda. “La gran diferencia del mercado LEB y el ACB son los salarios. “Hay que darle muchas vueltas. Y ya no solo por cómo juegue, sino por cómo es. Vemos los vídeos, llamamos para pedir referencias... también nos importa que sean jugadores que hagan vestuario, fue la clave de este año”, dice. “Y sobre todo, estamos abiertos a todo el mundo. Si buscas bien, encuentras una perla. Todo el mundo tiene que tener un inicio y nosotros podemos ser esa puerta. Hay mercados desconocidos, como el de África, Asia, Filipinas, Balcanes...”, añade. Y una vez que empiece la competición no terminará su trabajo. “Tengo que estar al día en el mercado porque puede haber lesiones y hay que saber reaccionar si eso pasa y no llamar al primero que nos ofrecen”.

Duelo contra España en el Preolímpico

Charlie Uzal (Newport, 1971) se encuentra en Portugal de concentración con la selección de Angola para preparar el Preolímpico de Valencia, donde precisamente se enfrentará a España. “En nuestro grupo estamos España, Angola y Líbano. España es favorita y nosotros nos jugaremos el otro billete a las semifinales contra Líbano”, analiza. El pronóstico de la fase final no lo tiene tan claro. “Bahamas tiene tres NBA de los top, Finlandia, Polonia,,, creo que hay grandes potencias y nadie lo va a tener fácil. Estará muy reñido”, indica y reconoce que le tocará estar con el corazón dividido: “Obviamente soy español... pero el día del partido estaré defiendo los colores de Angola y trabajando por y para ganar a España. Lo ideal sería que pasásemos los dos a la segunda fase”, comenta. El objetivo de Angola es pasar a la segunda ronda. “Somos una selección muy joven, en construcción, con vistas al futuro y dando la oportunidad a todos. Hay mucho básquet en África”, proclama. Precisamente su conocimiento de otro tipo de baloncesto enriquece su labor como director deportivo. “Estuve en Túnez para las ventanas para el Afrobasket. Vi muchos jugadores que no conocía. Me abre muchas puertas de otros países”, avisa.

Suscríbete para seguir leyendo