08 de septiembre de 2012
08.09.2012

Riki supera su contractura

El ariete, que fue baja por unas molestias en la espalda para el amistoso ante el Val do Dubra, trabajó ayer con total normalidad junto al resto del equipo

08.09.2012 | 02:00
Riki, a punto de golpear el balón ante Marchena en Abegondo. / juan varela

Riki continúa tocando madera para que le respeten las lesiones, pero no pudo esquivar una contractura en la espalda que le obligó a causar baja de cara al encuentro de anteayer ante el Val do Dubra. Por fortuna, el dolor remitió al igual que la dolencia y el nueve blanquiazul pudo ejercitarse en el entrenamiento de ayer con total normalidad junto al resto de sus compañeros .

El delantero realizó una carga de trabajo mayor al no haber disputado ningún minuto del amistoso en A Tilleira y se unió al resto de los que fueron suplentes en el tradicional partidillo a mediocampo sin notar ninguna molestia.

El delantero está viviendo un comienzo dulce en esta temporada, en la que suma dos goles (Osasuna y Getafe) en tres partidos, y parece que la llegada de un artillero como Nélson Oliveira no ha hecho más que aumentar el hambre goleador de Riki. El punta quiere mejorar sus máximos registros anotadores en Primera (8 dianas), reconocía hace unos días que se encontraba mejor "ahora con 32 que con 26 años" y marcaba su objetivo de goles en diez, aunque no descartaba llegar a aumentar este número.

Lo que está dejando patente el ariete es que vive una segunda juventud en el regreso del equipo a Primera División. El jugador, además de marcar dos tantos, ha sabido sacrificarse para ayudar al equipo en los encuentros, dejándose caer a las bandas y atrayendo a los defensas rivales para abrir el campo y favorecer el ataque de sus compañeros por el centro.

El único punto negro que podría empañar este prometedor inicio son las lesiones, auténtico vía crucis del futbolista, que ya sufrió la temporada pasada varias roturas musculares que cortaron su gran actuación del año pasado, donde alcanzó los doce goles.

Este año no ha tenido ningún contratiempo por el momento, aunque en el duelo de la primera jornada ante Osasuna dio el susto al quedarse tirado sobre el césped de Riazor tras un pisotón en su tobillo. Finalmente pudo volver al partido e incluso marcó.

Olvidada la contractura y ya recuperado, Riki volverá hoy al trabajo con el resto de sus compañeros en un fin de semana largo para los jugadores y sin Liga por los amistosos de las selecciones

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

El próximo lunes, a las 21.00, se disputa el Deportivo - Granada y en LA OPINIÓN te invitamos a Riazor. Responde a nuestras preguntas y gana 2 entradas en Tribuna para ver el partido. Sorteamos 2 premios.

Buscador de deportes