29 de septiembre de 2012
29.09.2012

La especial noche de Juan

El futbolista eumés vivió su segunda convocatoria con el Dépor en el Bernabeu en la campaña 2009-10 y, aunque no jugó, intercambió la camiseta con Ricardo Kaká

29.09.2012 | 07:05
La especial noche de Juan

Un escenario inmejorable, un rival al que le persigue su estela de galáctico y todos los ojos puestos en el rectángulo verde del Santiago Bernabeu. Muchos son los alicientes de un partido ya de por si diferente para todos los jugadores, pero que tendrá una connotación todavía más especial para Juan Domínguez, que vivió en el coliseo blanco su segunda convocatoria como futbolista blanquiazul, a las órdenes entonces de Lotina.

"La primera vez que fui convocado fue cuando era juvenil de primer año, con Joaquín Caparrós, contra el Espanyol, y me quedé en el banquillo. La siguiente fue en el Bernabeu, el 29 de agosto de 2009, pero fui el descarte", recuerda el mediapunta, que admite que, pese a no competir, guarda buenos recuerdos de ese día. "Para mí fue una experiencia muy buena, a pesar de que no tuve la oportunidad de estar ni siquiera en el banquillo. Disfruté mucho del encuentro, del ambiente, de un estadio como el Bernabeu...", rememora.

Pero la noche, además de la buena imagen que dejó el Deportivo (que perdió de forma honrosa, 3-2, con goles de Riki y Valerón), estuvo cargada de anécdotas para el joven canterano. "Coincidió que había un homenaje a Usain Bolt, me pude sacar una foto con él y la verdad es que es un recuerdo muy bonito que tengo", admite el futbolista eumés.

Pero, además, Juan Domínguez guarda en su casa como un tesoro la elástica de un jugador que vivió esta semana su enésima resurrección firmando un hat trick ante el Millonarios. "Me acuerdo que cambié la camiseta con Kaká, era su primer año en el Madrid. Cuando me la dio yo ya me iba para el vestuario y él me dijo: "¿Y tú no me das la tuya?". Fui a por la mía, no sé si él la tendrá ahora, pero yo se la di. Me sorprendió mucho", comenta entre risas el exjugador del Fabril.

Ahora, el centrocampista llega al Bernabeu con más galones que la última vez, y afronta el reto de competir por primera vez ante el conjunto blanco. "Para mí sería muy bonito jugar contra el Real Madrid porque además es de los pocos equipos de Champions contra los que no he jugado. Ojalá que se dé la oportunidad y que pueda competir", desea el canterano.

Advierte de que el objetivo del grupo es "sacar los tres puntos" intentando "tener la pelota" y considera que "es posible" dar la sorpresa en la casa blanca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes