13 de julio de 2014
13.07.2014
Fútbol Deportivo

Roberto Cabellud: "Me gusta estar muy encima y exigir mucho"

El nuevo preparador físico del Dépor cerró su breve etapa en el campeón marroquí tras recibir la llamada de Víctor Fernández, al que considera "un entrenador top"

13.07.2014 | 01:13
Roberto Cabellud ayuda a estirar a un jugador del Hueca. j. blasco / heraldo

Roberto Cabellud Lasierra (Huesca, 1975) estaba en Tetuán, trabajando para el actual campeón de la liga marroquí, cuando recibió la llamada de Víctor Fernández ofreciéndole el puesto de preparador físico del Deportivo. No dudó ni un instante. Desde hacía "mucho tiempo" esperaba la oportunidad de trabajar con un "entrenador top" como Víctor. Llevaba en Marruecos desde el pasado 1 de julio, cuando inició la pretemporada con el Mohgreb Atlético Tetuán, que jugará el Mundial de Clubes y la Champions de África. El exzaragocista Nayim fue quien lo convenció para esa aventura. Iba a durar un año, como mínimo, pero acabó en menos de dos semanas. El Dépor de Víctor se cruzó en su camino y Cabellud lo tuvo claro: "Ir a un club como el Deportivo es una gran oportunidad. A Víctor lo he seguido mucho y es una persona de la que se puede aprender un montón. Es una atracción muy grande".

Es la primera vez que los dos aragoneses trabajan juntos, aunque ambos tienen inmejorables referencias mutuas. "A mí me conoce a través de Pedro Herrera, el que fuera secretario técnico del Zaragoza. Es la persona que un poco nos une", recuerda. El padre de Ander Herrera abrió ese vínculo, pero el destino no quiso reunirlos hasta ahora. El año pasado Víctor llegó a consultar la posibilidad de llevárselo con él al Gante belga, opción que tampoco cristalizó. El oscense está convencido de que la conexión entre ambos será plena pese a ser su primera experiencia juntos: "Sé cómo trabaja. El entendimiento es máximo porque la idea y la forma de pensar son idénticas".

Cabellud hizo casi toda su carrera en el Huesca, "desde categorías inferiores hasta Segunda B y Segunda", y en varias ocasiones llegó a trabajar para el Zaragoza, primero en la etapa de Manolo Villanova y luego con José Aurelio Gay. Es un preparador físico al que le gusta "estar muy encima del jugador y exigir mucho". Mañana la plantilla se someterá a las pruebas médicas, aunque no está descartado que haya una primera toma de contacto sobre el césped. Lo que es seguro es que desde el primer día la pelota será protagonista: "Al fútbol se juega con balón, con eso lo digo todo". "Siempre pienso en que todo lo que se haga esté enfocado a lo que luego debe salir en el campo. Me gusta estar muy cerca del entrenador y que todo lo que yo plantee sea de su gusto -argumenta-. Otra obsesión es intentar tener siempre el máximo número de jugadores disponibles y eso lleva a trabajar mucho el tema de la prevención".

Apenas ha tenido tiempo para perfilar cómo será la pretemporada del Deportivo -"ahora mismo es un boceto"- pero todo el trabajo irá enfocado "a la Liga". La proximidad de los dos amistosos en Colombia, previstos para los días 22 y 24, no condicionarán demasiado la preparación: "Intentaremos dar la mejor imagen posible y que la gente se sienta contenta desde el primer día, pero el objetivo es llegar al primer partido de Liga en las mejores condiciones posibles. Si para eso tenemos que ir a Bogotá cogidos con pinzas, lo haremos. No nos va a condicionar mucho. Lo que puede condicionar más es el tema de viajar y la diferencia horaria, más que los partidos en sí".

Además de encargarse de la preparación física del Zaragoza en dos etapas diferentes, Cabellud fue el sucesor de Ernesto Bello al frente de la cantera del equipo maño justo cuando el actual secretario técnico blanquiazul regresó al club coruñés. "Al Dépor le tengo un cariño especial porque hay una persona dentro a la que quiero mucho, que es Ernesto Bello. Es uno de esos clubes a los que sigo porque está un amigo", añade el nuevo preparador físico deportivista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes