01 de diciembre de 2014
01.12.2014
La Opinión de A Coruña

El Frente amplía su historial negro

Francisco Javier Romero Taboada es la segunda víctima de los seguidores más radicales del Atlético después del asesinato en 1998 del aficionado de la Real Sociedad Aitor Zabaleta

01.12.2014 | 01:42
Aficionados radicales pertenecientes al Frente Atlético durante un partido disputado en el estadio Vicente Calderón. alberto martín / efe

La muerte ayer en un hospital madrileño de Francisco Javier Romero Taboada después de ser agredido por integrantes del grupo ultra Frente Atlético no es la primera en el historial negro de esta agrupación, destacada como una de las más violentas del fútbol español. La brutalidad de estos seguidores saltó al primer plano tras el trágico suceso que protagonizaron hace 16 años cuando antes de un partido que enfrentó a los colchoneros con la Real Sociedad uno de sus miembros asesinó al seguidor donostiarra Aitor Zabaleta.

El joven había acudido en compañía de su novia y de otros simpatizantes del conjunto txuriurdin a aquel encuentro en el Calderón. Antes del comienzo, Zabaleta fue agredido con un arma blanca por un integrante del grupo Bastión, vinculado al Frente Atlético. La puñalada le alcanzó el corazón y le costó la vida nueve horas después debido a las heridas ocasionadas en una arteria. Tenía 28 años.

El fallecimiento de Aitor Zabaleta puso de manifiesto la violencia con la que actuaban determinados grupos de aficionados denominados ultras que comenzaron a proliferar en los estadios españoles a partir de los años 80. Antes del asesinato del aficionado de la Real, sin embargo, ya se habían producido otros sucesos relacionados con el fútbol y con sus seguidores más fanáticos. Desde el año 1982 se han registrado nueve víctimas mortales, incluyendo a Francisco Javier Romero Taboada.

E2 de noviembre de 1982. José Gómez Rodríguez, vicecónsul de Suecia en Benidorm, fallece en Barcelona tras la agresión sufrida por los jugadores en un partido de aficionados en Pallejá.

E6 de mayo de 1984. Manuel Luque Castillejo, policía nacional, fallece como consecuencia de los golpes recibidos al intervenir en una discusión en un partido de alevines en Córdoba.

E18 de agosto de 1990. Florentino Dueñas, árbitro de regional, pierde la vida por los disparos efectuados por un policía jubilado durante el partido Motril B y Calahonda (regional preferente).

E14 de enero de 1991. Frederic Rouquier, joven francés seguidor del Espanyol, muere como consecuencia de las heridas por arma blanca propinadas por un grupo de skinheads de los Boixos Nois, en Barcelona, después del encuentro Espanyol-Sporting de Gijón.

E12 de marzo de 1994. Emiliano López Prada, estudiante de Derecho, fallece al apuñalarle en un bar de A Coruña otro cliente tras celebrar un gol del Barcelona, cuando veían el partido que enfrentaba a los blaugranas con el Atlético.

E9 de diciembre de 1998. Aitor Zabaleta Cortázar, de 28 años, seguidor de la Real Sociedad, fallece un día después de ser apuñalado por un miembro del grupo Bastión (Frente Atlético) en las inmediaciones del estadio Vicente Calderón.

E8 de octubre de 2003. Manuel Ríos Suárez, de 31 años, seguidor del Deportivo, fallece por los golpes recibidos al término del encuentro de Copa del Rey entre su equipo y el Compostela.

E9 de abril de 2012. Íñigo Cabacas, de 28 años, seguidor del Athletic Club, fallece después de recibir un pelotazo de la policía tras un partido con el Schalke 04.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes