28 de mayo de 2017
28.05.2017

Desconfianza

28.05.2017 | 01:45

Desconfianza, esa era la palabra que predominaba en el ambiente deportivista con la llegada de Cristóbal Parralo, por su 'mochila' de jugadores de la cantera catalana y varios futbolistas fichados de distintos lugares de España. Los inicios fueron titubeantes, con unos resultados no muy buenos y que preveían cambios a nivel interno, con quejas basadas en que el entrenador no conocía la Tercera gallega, la falta de jugadores de la casa..., pero la paciencia ha dados sus frutos, también la razón a la fuerte apuesta del club.

Pendientes del partido de hoy, del que todos apostamos que va a ganar claramente el Fabril, hay que destacar que el primer puesto conseguido por el filial deportivista ha sido merecidísimo, pues su evolución desde el inicio hasta el final ha sido espectacular, sobre todo en la segunda vuelta en la que consiguió 46 puntos, perdió sólo un partido en el difícil campo del Arosa. Quizás esos comienzos se debieron a la adaptación de muchos futbolistas nuevos a un sistema de juego distinto para algunos y que se basó principalmente en la posesión y búsqueda de dominio en todas las facetas del juego desde el primer minuto. Además, hay que destacar el fichaje de Manu Molina, que le dio un plus de competitividad y claridad tanto en la salida del balón como en el último pase. Se compenetró muy bien con Queijeiro y Edu, dos baluartes en ese medio campo y grandes promesas del fútbol coruñés. En lo que se podría poner un pero es en la portería pues hasta la segunda vuelta no tuvo la seguridad suficiente como para dar esa tranquilidad necesaria a un equipo que ataca con muchos hombres por delante del balón. En defensa sí mejoró, cuando los jugadores se adaptaron, por eso acabaron dando un magnífico resultado, destacando aquí a Nacho Monsalve sobre el resto. Caso aparte es la parcela ofensiva, con un fijo, salvo el tiempo de castigo, como es Pinchi, que ha dado un rendimiento espectacular con sus goles. En esta parcela hay que resaltar a Borja Galán, para mí la gran sorpresa, Borja Domingo y Jardel. Todo esto, más los jugadores menos utilizados por Cristóbal (Carreón, Hugo Rama, Legaz, Corredera, etc.), ha hecho que todos estemos deseando ir a Riazor a celebrar el ascenso con este grupo de futbolistas y cuerpo técnico que tanto se lo merecen.

Quiero aprovechar para agradecer el trato del Deportivo hacia el Silva en todo momento, sobre todo en los enfrentamientos que hemos tenido contra el filial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes