07 de agosto de 2017
07.08.2017
Fútbol Deportivo

Pasarela de brazaletes en Vilalba

Mel aprovechará esta semana de concentración para hablar con sus hombres, palpar cómo respira el vestuario y definir quiénes compartirán con Mosquera la capitanía

07.08.2017 | 01:07
Pepe Mel, en el centro, da instrucciones rodeado por sus futbolistas.

Dice Pepe Mel que "no habrá muchas sorpresas" en la elección de los nuevos capitanes del Deportivo tras la salida esta verano de tres de los cuatro futbolistas que portaban el brazalete la pasada campaña: Germán Lux, Laure Sanabria y Álex Bergantiños. El otro líder, Pedro Mosquera, seguirá luciendo el distintivo esta temporada. Es el único que tiene garantizada la capitanía, que en principio compartirá con otros tres compañeros. Por antigüedad, Luisinho Correia, Juanfran Moreno, Sidnei Rechel y Celso Borges son los más claros candidatos a completar ese cuarteto de voces autorizadas dentro del vestuario, aunque la elección definitiva dependerá de la convivencia de esta semana en Vilalba y de las sensaciones que perciba Mel tras las entrevistas que tiene previsto mantener con sus hombres durante la concentración.

"Nos vamos a reunir. Yo les voy a exponer las cosas que quiero de un capitán y luego vamos a ver quién da un paso al frente. Tengo que hablar con ellos. Aún no llegamos a Vilalba. Yo puedo tener una idea en la cabeza y ellos pueden tener otra", argumentó el técnico tras la victoria en el Teresa Herrera frente al West Bromwich Albion.

El pasado sábado, en el estreno del Dépor en Riazor, el brazalete pasó por tres brazos, los de Mosquera, Luisinho y Sidnei. El lateral portugués es el futbolista de la plantilla que más temporadas seguidas lleva defendiendo la camiseta blanquiazul. Llegó en 2013 para convertirse en uno de los futbolistas claves en el último ascenso a Primera. Esta será su quinta campaña en Riazor, que el pasado sábado le brindó una gran ovación en el momento de ser sustituido. Es uno de los jugadores más queridos por la afición, que valora su carácter ganador y su plena identificación con el club y A Coruña.

Un año menos llevan en la ciudad Juanfran y Sidnei, quienes afrontan su cuarta campaña en Riazor, todas ellas en Primera. También será la cuarta temporada en el Dépor para Celso Borges, aunque en la primera solo jugó la mitad, ya que llegó en el mes de enero. Esos cuatro son los principales candidatos a ser capitanes por experiencia en el club, aunque eso no significa que tengan asegurado el brazalete. La última palabra la tendrá Mel, que no solo tendrá en cuenta la veteranía en su elección.

Lo que busca el madrileño, por encima de todo, es tener un vestuario unido. "Quiero capitanes que lo sean no hacia fuera, sino capitanes dentro, que estén ahí en los momentos importantes en los que el vestuario tiene que tirar de raza, de unión y de todo lo que representa el deportivismo. Yo creo que tenemos futbolistas para poder hacer eso. Las ligas son muy largas. Un vestuario de fútbol es como una casa, una familia. Es importante que todos tengamos una unión y respetemos jerarquías. La verdad es que hay muchos futbolistas en el Dépor que pueden hacer eso", recalcó el entrenador blanquiazul. En su opinión, clave para el éxito es conseguir que haya una "buena sintonía diaria" en la convivencia porque, a su juicio, "eso es lo que hace que equipos de mitad de la tabla estén arriba o abajo". "Hay equipos que están arriba por la fuerza del grupo, que en los momentos de duda tiran hacia adelante porque están juntos y eso es lo que yo quiero para el Dépor", añadió el técnico.

Todos en la foto salvo Arribas

Mel citó para el Teresa Herrera a 22 futbolistas, entre ellos a Alejandro Arribas, el único de los convocados que no posó con sus compañeros en la foto con el trofeo a la conclusión del partido. El central estuvo calentando en la segunda pero no llegó a entrar en el campo. Tampoco participaron Tyton, Albentosa, Gerard Valentín ni Bicho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine