22 de agosto de 2017
22.08.2017
Fútbol

El Levante tumba al Villarreal antes de recibir al Deportivo

Morales, de penalti a dos minutos del final, decide el duelo regional a favor del equipo granota, que regresa a Primera con victoria

22.08.2017 | 01:13
Jason conduce el balón ante Manu Trigueros.

El Levante, próximo rival del Deportivo, se impuso por la mínima en el duelo regional ante el Villarreal, gracias a un penalti transformado por Morales a dos minutos del final, que le permitió volver por la puerta grande a Primera. Róber Pier, cedido por el Dépor en el conjunto granota, se perdió el debut liguero por sanción.

El partido comenzó sin concesiones, con una eléctrica galopada de Morales, que tras dos recortes se quedo solo ante Andrés Fernández que, en una gran intervención evitó el gol cuando apenas se había cumplido un minuto juego.

El Levante salió envalentonado, buscando las bandas ante un Villarreal embotellado en su campo. Sin embargo, un pase en largo de Rukavina, buscando la espalda de los centrales, conectó con Bacca, pero el disparo del colombiano rozó en un defensor local, lo que evitó el peligro. El aviso del Villarreal atemperó el ánimo de los levantinistas que, con un Jason poco productivo en la banda derecha, cargó el juego ofensivo por la izquierda, carril en el que tanto Morales como el lateral Toño pusieron en apuros a la zaga castellonense.

Con el paso de los minutos, los de Fran Escribá consiguieron equilibrar las fuerzas en la línea medular y aunque sus llegadas fueron escasas siempre llevaban peligro, con un Bacca muy activo. En la reanudación, el partido se convirtió en un toma y daca, con rápidas transiciones de un área a otra, aunque ninguno de los equipos era capaz de disfrutar de claras ocasiones de gol. Sin embargo, el mayor empuje de los levantinistas les permitió de nuevo llevar el peso del partido ante un Villarreal con muchos problemas en la zona de creación. El Levante lo intentaba una y otra vez pero le faltó acierto en el pase final para convertir en peligro su dominio.

En los instantes finales, se volcó el Levante ante un rival que daba por bueno el empate y Morales, el mejor del partido, fue derribado por Rukavina en el área tras una nueva espectacular jugada individual. El propio Morales asumió la responsabilidad y transformó la pena máxima para hacer justicia al mejor juego de su equipo y permitirle retornar con victoria a la elite.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine